La droguería de Salud aún no tiene habilitación

Es uno de los requisitos fundamentales para el funcionamiento organizado de este ámbito. No tiene dirección técnica, pero aseguran que ya está nombrada y designada una farmacéutica.



VIEDMA (AV)- La droguería de Salud aún tramita la habilitación y no tiene designada la dirección técnica, dos requisitos fundamentales de organización que se requieren para un adecuado funcionamiento de este tipo de sectores, según señala las normas generales.

El coordinador de Políticas en Medicamentos, Carlos Felicito, explicó que se trabaja en el proceso final. No obstante, aclaró que se ha cumplido con la normativa en relación a la estructura edilicia y refrigeración como “para poder fundamentar y garantizar que no es una habilitación hueca sino como corresponde”. Es el mismo Ministerio de Salud el encargado de autorizar este tipo de habilitaciones.

Esta droguería central fue creada hace más de dos años durante la gestión al frente de Salud de la contadora Adriana Gutiérrez. Antes era un depósito de medicamentos, “un punto intermedio entre proveedores y hospitales, pero hoy forma parte de un proceso de logística distinto y también administrativo. Se acumula en la droguería y se distribuye desde aquí”, detalló.

Felicito no consideró llamativo que todavía no tenga la habilitación porque “no significa que se esté trabajando sin habilitar. Por ahí los controles sobre los propios elementos del Estado no lo necesitan. La autorización de la habilitación de una droguería comercial es distinta a una pública. Hicimos una transición entre un depósito central y una droguería de medicamentos y hablamos de habilitación porque la hemos denominado droguería central sino sería un sector interno con una habilitación propia administrativa donde se podría cumplir con esta misma función”.

Por otra parte negó que esta habilitación aún no autorizada a pesar del trascurso del tiempo tenga vinculación con la falta de control en el sector al fundamentar que “el devenir de la droguería hace que hoy sea necesaria una habilitación para seguir trabajando, lo que quizás no era necesario en sus inicios porque tenía otro concepto, formación y por ser la transición entre un depósito central donde, a lo mejor, era lo mismo leche que material biomédico, descartable a medicamentos, los que hoy están sectorizados con cadena de frío garantizada, con estructuras separadas administrativamente. Esta droguería necesita ahora de una habilitación no para poder funcionar sino para cumplir con todas las normativas que se deben de responsabilidad profesional y administrativa que no hacían falta antes”.

En relación a la dirección técnica sostuvo que ese cargo es desempeñado por la farmacéutica Lucrecia Escuer, “quien está nombrada y designada pero le vamos a formalizar esto de la dirección técnica porque ya la necesitamos ante la entidad que ha adquirido la droguería para requerir de una dirección de este tipo a pesar que está bajo la supervisión de distintos sectores sanitarios.


Comentarios


La droguería de Salud aún no tiene habilitación