“La dureza de la posición británica es por la importancia de los yacimientos petrolíferos”

La gestión del canciller Timerman y la comitiva legislativa, integrada por el oficialismo y la oposición, ha tenido éxito en el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, instando a una negociación para devolver la soberanía de las islas Malvinas al territorio argentino. Es obvio que la dureza de la posición británica es por la importancia de los yacimientos petrolíferos en las inmediaciones de las islas Malvinas, e incluso en su territorio, como ya lo expliqué en mi artículo de junio en la revista Energía y Negocios, página 16, donde explicaba también los riesgos de una explotación peligrosa para el medio ambiente y la costa argentina, a similitud de lo ocurrido en el golfo de México. Corresponde hacer la historia de la invasión inglesa de 1833 y sus motivos: 1) Conseguir una cabecera, para ampliar la ocupación inglesa del Atlántico Sur, tratando de hacerlo también con Tierra del Fuego y el sur patagónico, con el objetivo de ocupar estratégicamente el canal de Beagle y el estrecho de Magallanes, como ocurrió en España con el canal de Gibraltar, que siguen usufructuando. 2) Existen pruebas, como lo expresan expertos de Estados Unidos, y por ello su gobierno ha tomado una posición favorable a la Argentina, que ése era su objetivo y es legítimo el planteo argentino en la materia de reclamos. Personalmente, durante mi estadía como becario de Cafade, Comisión Argentina de Fomento al Desarrollo Económico, dependiente de Presidencia de la Nación, en materia de producción agropecuaria, programa Operación Carnes (1961), pude observar en el Bristish Museum, documentos y diseños que avalaban esas ideas y que incluso aun estarán en los archivos de ese Museo Británico, ubicado en Londres. El descomunal movimiento militar británico de 1983, para recuperar las Malvinas de la ocupación transitoria de nuestro país, estaba motivado por la información de importantes yacimientos petro-gasíferos en las cercanías de las islas e incluso en su territorio, soportando durante largos años su mantenimiento económico deficitario. La posición de Argentina es apelar a todos los caminos diplomáticos internacionales para recuperar pacíficamente esos territorios invadidos por esa acción militar, –en momentos de que el país estaba dividido en territorios litigantes– y alertando científicamente la actual explotación petrolífera contaminante, y también asegurando dar ciudadanía argentina a los emigrantes “kelpers” de varias generaciones y ayudar económicamente y estratégicamente a su desarrollo económico, paralizado por esta larga ocupación transitoria de Inglaterra. Mario R. Goldman DNI 04.177.029 Neuquén

Mario R. Goldman DNI 04.177.029 Neuquén


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora