La encrucijada a la que se enfrenta la OPEP



VIENA (DPA).- La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se enfrenta en su conferencia ministerial de invierno, mañana en Kuwait, a una difícil encrucijada.

Los once países del cartel deben decidir si mantienen su actual nivel de producción tras la relativa estabilización del precio del crudo o si reducen las cuotas para alejar el fantasma de un derrumbe en las cotizaciones.

El actual presidente de la OPEP, Ahmed Fahd, se manifestó en los últimos días con vehemencia en contra de un recorte. También Arabia Saudí, el principal productor de la organización, y Nigeria quieren seguir bombeando al máximo de su capacidad. Pero otros países como Venezuela, Irán o Libia prefieren ajustar el grifo.

"La OPEP está es una situación difícil", opina el analista energético Ehsan ul-Haq de la consultora internacional PVM en Viena. "La situación del mercado habla a favor de un recorte de producción. Pero esto no sería políticamente correcto", apunta.

 

El mercado está abastecido, adelantan

Con una producción diaria de 30,3 millones de barriles, la OPEP - con Irak incluido- entrega más petróleo del que necesita el mercado. Las reservas de petróleo en Estados Unidos alcanzaron un máximo histórico de 320 millones de barriles. La histeria mundial por las consecuencias de los huracanes que asolaron el Golfo de México ya ha pasado.

El precio del barril de crudo del Mar de Brent, el de referencia para Europa, cayó de 67 a 54 dólares. Y el crudo de la OPEP, con un alto contenido de azufre y por tanto más barato, cotizó recientemente por debajo de los 50 dólares por barril.

Aunque entretanto los precios han subido otra vez, "el mercado está perfectamente abastecido", asegura Ul-Haq. Sin embargo, la dirigencia de la OPEP contempla con preocupación la posibilidad de una reducción del bombeo.

El cartel, que produce el 40 por ciento de 85 millones de barriles de crudo que el mundo consume diariamente, "no quiere ser responsabilizado otra vez por los altos precios", según el experto.

La OPEP ha estado trabajando intensivamente en mejorar su imagen. Su resistencia a aumentar la producción le valió las críticas de todo el mundo, que atribuyó a la intransigencia de la organización el brusco encarecimiento del crudo de la primavera boreal de 2004.


Comentarios


La encrucijada a la que se enfrenta la OPEP