La escuela, a un paso de la ruta

Temen porque pasan camiones con gas propano y a alta velocidad.



CHOS MALAL (ACHM)- La comunidad educativa de la EPET 13 de esta ciudad solicita que se garantice la seguridad para el establecimiento dado que se encuentra emplazado a escasos 10 metros de la ruta nacional 40 por donde asiduamente circulan camiones que transportan gas propano y que en la mayoría de las casos no respetan los límites de velocidad.

Si bien toda la escuela se encuentra expuesta dada su cercanía con esta importante vía de comunicación, el tema de la seguridad vuelve a cobrar auge porque se construirán dos aulas, con proyección a dos más, cuya ejecución avanzaría aún más hacia la ruta nacional 40.

El tema fue planteado a las autoridades de educación y también al gobernador de la provincia Jorge Sobisch en una reunión que mantuvo con los padres en esta ciudad el pasado 4 de agosto y existen compromisos para dar una solución al tema que se torna preocupante.

Cabe aclarar que en algunos tramos de esta ruta y cerca del ejido urbano, se han producido accidentes protagonizados por camiones que transportan gas.

La construcción de las aulas es fundamental para el establecimiento, pero los padres no sólo quieren que se revea la ubicación de las mismas sino que además plantearon el tema de seguridad para el establecimiento educativo que se encuentra en riesgo por la cercanía con la ruta por donde diariamente pasa una gran cantidad de vehículos, especialmente de tránsito pesado.

Dos aulas se construirán en planta baja y dos en planta alta y los padres consideran fundamental que se estudie la posibilidad de que las mismas se construyan en otro sector.

La posibilidad es anexar al predio de la escuela la parte final de la calle 4 de agosto que es un lugar más seguro y de esta manera la comunidad educativa no quedaría tan expuesta a los riesgos que implica estar a pocos metros de la ruta.

Aspiran a que Arquitectura Escolar formule el proyecto para construir las aulas en el predio que da a la calle 4 de Agosto, pero de todas maneras aseguraron que continuarán bregando para que se garanticen las medidas de seguridad para toda la escuela.

Los padres indicaron que "aunque no hubiera previsto ninguna ampliación es fundamental que las autoridades viales estudien algún tipo de protección para luego buscar la financiación para concretar los trabajos que posibiliten la seguridad". De todas maneras sostuvieron que desde el gobierno provincial como del municipio están dispuestos a considerar la nueva ubicación para la ejecución de las aulas. Las mismas son de vital importancia porque parte de los chicos asisten a clases al edificio que antes ocupaba la Escuela Especial 11 por falta de espacio en la propia.

Trascendió que directivos de vialidad se encuentran trabajando para determinar qué es lo más adecuado para que no exista riesgo para la comunidad educativa que concurre a ella, si se colocan guarda rail, se implementa una rotonda, reductores de velocidad u otros elementos de seguridad.

Mientras se analiza esta situación y si las aulas tendrán un nuevo emplazamiento, la escuela ya cuenta con algunos de los materiales para construir los baños que se necesitan en la chacra de la EPET 13 que era otro de los reclamos puntuales que se habían efectuado porque en este lugar no cuentan con un lugar adecuado para ser utilizado por los chicos y los docentes.


Comentarios


La escuela, a un paso de la ruta