La especial 4 estrenó su edificio modelo en Cipolletti

El flamante edificio costó 2.500.000 pesos y tiene, entre otras ventajas, una sala de estimulación temprana con bañera con hidromasaje, amplios salones, comedor y



CIPOLLETTI (AC).- Una inversión de 2.500.000 pesos, 1.950 metros de superficie cubierta en un área de casi 4.000 metros en total, siete aulas comunes con baños independientes, una de preescolar, sala de estimulación temprana con bañera de hidromasajes, salón de usos múltiples, amplios pasillos con pasamanos, comedor espacioso, cuatro talleres de formación laboral y áreas de recreación sectorizadas de acuerdo a los ciclos de enseñanza, son aspectos que caracterizan al nuevo edificio de la Escuela Especial 4 de Cipolletti.

El edificio fue construido en menos de un año, e inaugurado ayer con la presencia del gobernador Miguel Saiz, acompañado por el intendente Alberto Weretilneck, y por toda la comunidad educativa del establecimiento y de otras instituciones lugareñas y del Alto Valle.

Hasta hace pocas horas -porque la mudanza se hizo contrareloj- el establecimiento, que comenzó sus actividades en 1974 y que tuvo diversas sedes, funcionaba en un vetusto y laberíntico complejo, una exgalería comercial de barrio devenida a los apuros en ámbito educativo, que se anegaba cuando caían cuatro gotas de lluvia, que tenía sus cloacas siempre al límite y que soportada dificultades de todo orden, fundamentalmente porque el estado general de colapso no admitía ya refacción alguna.

Pero ahora, el flamente edificio que se levanta sobre calle Esquiú, muy cerca de la rotonda de Menguelle y avenida La Plata, cubre con creces las expectativas más optimistas y, según el propio Saiz, está entre los primeros del país en su tipo.

La matrícula de la escuela es de unos 160 alumnos, con diversos grados de discapacidad, varios con dificultades muy severas y que requieren atención personalizada.

Saiz llegó acompañado por el ministro Oscar Idoeta, el responsable de Hacienda, Pablo Verani, el titular del CPE, Juan José Rodríguez y el secretario de Salud Pública, Aquiles Bonaris, aparte de otros funcionarios y dipu

tados.

La directora de la Especial 4, Cecilia Castilla Sastre, no dejó pasar la ocasión para decirle cara a cara a las autoridades presentes que, a su juicio, la obra no era producto de una iniciativa oficial sino que surgió por efecto de la presión que ejercieron docentes y padres durante muchos años.

“A muchos de ustedes es la primera vez que les veo las caras. Y no quiero creer que este sea un acto didáctico-turístico”, descargó, la docente.

Era fácilmente perceptible el beneplácito de los papás de los alumnos discapacitados, de los propios chicos, y de las maestras, de aquí y de otros puntos de la geografía valletana, por la jerarquía del complejo que se estaba inaugurando, con detalles inimaginables, como la bañera de hidromasajes, por ejemplo.

Fue uno de los papás, Eduardo Simone, quien agradeció a las autoridades la realización de la obra, mientras que tras la entrega de una moderna silla de ruedas motorizada a una familia cuyo hijo es uno de los asistentes al establecimiento, le tocó al jefe del CPE, Rodríguez, capear, y a medias, el temporal que había desatado con sus críticas la directora Castilla Sastre.

Dijo el funcionario que el edificio de la escuela era un hecho “porque los luchadores siempre llegan a la conquista”, que su gestión está priorizando la educación especial y que por ese motivo también se inauguraba un debate sobre el tema, abierto a la comunidad y que tendrá una resolución.


Comentarios


La especial 4 estrenó su edificio modelo en Cipolletti