La evolución según pasan las décadas

Desde el antiguo telégrafo a las computadoras del siglo XXI, una recorrida por las máquinas utilizadas en distintas épocas en las diversas áreas de la Redacción de “Río Negro”. Un largo y apasionante camino que empezó a transitarse hace 101 años.



1
#

<b><span style="text-transform:uppercase">A fines de los 50</span></b>, las comunidades valletanas demandaban mayor información y de allí surgió la necesidad de transformarlo en diario. Para ello hubo que mejorar los sistemas de información propios e incorporar los servicios de las agencias noticiosas. Aparecieron en escena los operadores de radiotelegrafía, quienes tomaban las transmisiones de la agencia United Press International (UPI), que difundía tanto las informaciones nacionales como internacionales. A partir de entonces los lectores encontraban en el diario las noticias desarrolladas, con mayores detalles y precisiones.

2
#

<p><b><span style="text-transform:uppercase">En los 60</span></b>, a la recepción de las informaciones por telegrafía le sucedería la incorporación de las radioteletipos. Eran máquinas de escribir activadas por un receptor de radio, sintonizado en determinadas frecuencias, lo que permitía recibir la información ya impresa de una multiplicidad de agencias noticiosas, ampliando las alternativas que los editores tenían por entonces para la redacción de las distintas secciones que integraban el diario. </p><p>“Río Negro” también tenía una teletipo conectada “punto a punto” con la agencia Neuquén.</p>

3
#

<b><span style="text-transform:uppercase">Apenas comenzados los 70</span></b> el diario incorporó un receptor de radiofotos, adquirido a la agencia Associated Press International. El sistema de recepción, similar al de las radioteletipos, permitía tener en el día las fotografías de los hechos más relevantes ocurridos en los más diversos sitios del mundo. En 1978 llegaría el primer equipo de telefotos, que facilitaba a periodistas y fotógrafos cubrir los hechos y trasmitir las imágenes desde cualquier lugar en que hubiera una línea telefónica.

4
#

<p><b><span style="text-transform:uppercase">Los 80.</span></b> A lo largo de su</p><p>historia “Río Negro” se ha mantenido entre los diarios de vanguardia en cuanto al empleo de tecnología. La computación llegó con fuerza a principios de los ochenta. Teclados y </p><p>monitores suplieron en la Redacción a las legendarias Remington y Olivetti, obligando a los periodistas a iniciar un proceso de aprendizaje</p><p>que, con variaciones, se extiende hasta el presente. Los procesadores de texto </p><p>permitían a los periodistas rehacerlos, sumarles </p><p>información editada previamente por algún colega y editarlos, dejándolos listos para ser pegados en las páginas.</p>

5
#

<p><b><span style="text-transform:uppercase">En 1991 </span></b>“Río Negro” se convirtió en uno de los primeros diarios de América Latina elaborados íntegramente en forma digital, desapareciendo el papel de la Redacción. El sistema QuarkXPress llevó a los periodistas a familiarizarse con la edición completa de las páginas, sin otra intervención externa que un ajuste de los diagramadores y la aplicación de las fotografías. Los periodistas anunciaban sus materiales a los editores, quienes acordaban los espacios tanto de textos como fotografías y eventualmente infografías con los diagramadores. Estos a su vez confeccionaban las páginas, </p><p>las que retornaban cuando estaban terminadas.</p>

6
#

<p><b><span style="text-transform:uppercase">En 2013</span></b> el sistema editorial Milenium Crossmedia es el que se emplea para la edición de “Río Negro”. Facilita la recepción de informaciones provenientes desde distintas fuentes, ya sean de la propia editorial como externas, generando un amplio abanico de posibilidades a los editores, tanto de material gráfico como periodístico y su empleo en las distintas plataformas (diario de papel, página web) en las que puede encontrarse el diario. </p><p>Entre otras alternativas, permite que varios periodistas participen de la edición de una misma página en forma simultánea. </p><p>En la fotografía de la izquierda, retoques finales a la tapa de este suplemento. </p>


La evolución según pasan las décadas