La experiencia única de ver ballenas sumergidas

Entró en servicio el “Yellow Submarine”. La nave tiene ventanas bajo la línea de flotación.



#

El nuevo barco sumergible que comenzó a navegar este fin de semana en Madryn puede transportar hasta 40 pasajeros. Foto: Gentileza Daniel Feldman

PUERTO PIRÁMIDES

PUERTO PIRÁMIDES (AEB). El semisumergible “Yellow Submarine”, que permite ver a las ballenas debajo del agua, inició sus actividades este fin de semana en la península de Valdés. Los primeros turistas en hacer la experiencia dijeron que es “un espectáculo único”.

Se trata de una embarcación con capacidad para transportar 40 pasajeros y que ofrece una nueva alternativa para el avistaje de ballenas, ya que por primera vez los visitantes pueden ver a los cetáceos sumergidos. Durante la temporada baja (finaliza el 30 de agosto), la embarcación hace una salida diaria al mediodía, en la cual los pasajeros pueden realizar un avistaje tradicional desde la cubierta del barco o bien bajar hacia la quilla sumergible donde a lo largo de la embarcación hay dispuestos 20 asientos a cada lado del buque con sus respectivas ventanas vidriadas que permitirán la observación subacuática de los cetáceos, como si estuvieran buceando.

El precio de la excursión en temporada baja es de $980 para los mayores de 12 años y $490 para los menores de entre 3 a 12 años (hay tarifas especiales para los residentes en la comarca).

Un barco especial

El “Yellow Submarine” es un barco semisumergible especialmente diseñado para el avistaje de ballenas en península de Valdés, y fue construido en el astillero “Contessi”, de Mar del Plata. La operatoria de la embarcación está a cargo de la empresa “Southern Spirit”, del empresario “Tiño” Resnik, uno de los mentores del proyecto junto a Julitte Decre.

La construcción del buque demandó una inversión superior a los 3,5 millones de pesos y se inició a principios del año pasado y tras la realización de las respectivas pruebas y puesta a punto fue traído por tierra hasta Puerto Madryn.

La nave fue construida en acero naval y tiene una eslora de 15,20 metros, una manga de 4 metros y un calado de 2,10 metros. Cuenta con una cabina submarina con capacidad para 40 personas (20 por lado) y una visibilidad de 360° en cubierta. El buque es impulsado por dos motores Mercury Verado de 275 hp cada uno y la velocidad de crucero es de 6 nudos. Como novedad, la nave cuenta con hidrófonos de última generación para escuchar los sonidos de las ballenas.

Esta nueva experiencia del mundo submarino patagónico permite ver a “los gigantes de Valdés” abajo del agua partiendo desde Puerto Pirámides y ya es “la sensación de la temporada de ballenas”, dentro de una actividad que ya lleva más de cuatro décadas en la zona. Entre los privilegiados que participaron del bautismo del “Yellow Submarine” se encontraban turistas que visitaban la península de Valdés por primera vez y algunos vecinos de la región que llegaron expectantes por conocer “la experiencia de ver a las ballenas en su hábitat”, con un resultado que “fue espectacular”, ya que tomaron dimensión “del tamaño del animal”, incluyendo desde “una madre con su cría o un grupo de cópula en apareamiento”, como se puede divisar en cada salida y a pocos minutos de las costas de Puerto Pirámides.


Comentarios


La experiencia única de ver ballenas sumergidas