La Expofrutícola cerró con balance positivo

La cantidad de visitantes y expositores superó la expectativa de los organizadores.

Las normas de seguridad fueron uno de los principales temas en los debates. Los jóvenes mostraron cómo afecta la carpocapsa.
ALLEN (AA).- Bajo un cielo nuboso y amenazante, y una tarde que desnudó algunos chaparrones sobre esta ciudad pero que igualmente no impidió la llegada de nuevos visitantes de la región a la Estación Experimental del INTA en Guerrico, ayer se puso el broche final a la cuarta edición de la Expofrutícola.

La muestra tecnológica, agrícola e industrial, congregó varios miles de productores y público en general durante las tres jornadas en que se llevó adelante, y ratificó el compromiso de la región con la producción de su economía local, se indicó.

Luis Iannamico, director del INTA Alto Valle, destacó «un balance hondamente positivo» para la institución, porque «hemos superado en forma amplia las expectativas que manejábamos desde un principio. La cantidad de visitantes, productores mayormente, fue mucho más de lo que esperábamos y también la cantidad de expositores que logramos en esta edición», sostuvo además.

Entre los aciertos de las nuevas propuestas incorporadas este año, el titular de la Estación Experimental ubicada en Guerrico, opinó que «tuvo muy buena aceptación y fue importante el eje temático de la diversificación productiva adoptado, tanto en las charlas como en la exposición de stands».

Principalmente, prosiguió Iannamico, «en todo lo relacionado con floricultura, producción de aromáticas, helicicultura y apicultura. Despertó un interés muy grande en la gente, que evidentemente está ávida de información y de productos diferentes».

Además, los integrantes del sector primario y artesanos que expusieron sus productos para la venta, también se mostraron expectantes por la buena comercialización lograda de productos frescos, envasados, libros y artesanías, entre otros rubros.

«La idea es continuar adelante todos los años con esta propuesta, pero todo depende de un balance que se hace al cierre de la muestra y una encuesta entre los expositores, que ya se empezó a hacer, y se decidirá la realización de una nueva edición en los meses de enero y febrero» del año próximo, destacó el director del INTA.

Ayer, durante la jornada de cierre, el predio comenzó a recibir al público desde la mañana y permaneció abierto hasta la medianoche. Las charlas técnicas se iniciaron a partir de las 11 y durante la tarde se calculó la mayor afluencia de visitantes, pese a un corto chaparrón que cayó alrededor de las 17.

La gente se refugió de la lluvia durante algunos minutos en las globas distribuidas en el predio, y minutos después siguió disfrutando de las exposiciones, entre ellas la Expodinámica de maquinarias agrícolas y de riego. Además el tren tecnológico continuó sus recorridos por las parcelas demostrativas del INTA hasta que oscureció.

Los debates técnicos de la jornada fueron extensos y los principales temas abordados se relacionaron con la fruticultura y meteorología, las normas de seguridad agroalimentaria, la viticultura de la Patagonia Norte y los nuevos sistemas de combate de heladas tardías, entre otros.

La charla de cierre estuvo a cargo de la de la Fundación Hábitat Comahue, y giró en torno al «Proyecto de ley de presupuestos mínimos de protección ambiental».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora