La facturación les bajó un 40%

La cámara del sector alertó sobre la problemática. Los directivos dijeron que los que más sienten la merma son los pequeños comerciantes.





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La Cámara de Comercio e Industria de la ciudad estimó que la facturación de los negocios directamente vinculados al turismo sufrió una baja promedio del 40% a partir de la erupción del Cordón Caulle-Puyehue y advirtió que la situación no tiene posibilidades de mejoría antes del invierno. La organización empresarial señaló que uno de los sectores más castigados es el de los pequeños comerciantes que, para peor, recibieron una asistencia limitada de los gobiernos nacional y provincial. Para paliar la situación, la CCI solicitó al director Ejecutivo de la Anses, Diego Bossio, que se reactive el subsidio mensual de $1.000 otorgado a los monotributistas en el inicio de la emergencia, con una vigencia de tres meses, para “atenuar la crítica situación que sufre ese sector comercial”. Con el mismo objetivo pidieron al ministro de la Producción rionegrino, Juan Manuel Pichetto, la reactivación de los “micro préstamos” de hasta $10.000 otorgados a tasa subsidiada, que el año pasado beneficiaron a un centenar de emprendedores. Esa línea de créditos, instrumentada a través de la agencia de Desarrollo Crear, quedó paralizada con el cambio de gobierno dejando sin apoyo a 130 pequeños comercios y emprendimientos con carpetas aprobadas. El gerente de la CCeI, Claudio Cabaleiro, recordó a “Río Negro” que “de la ley de emergencia no se implementó nada”. El Ejecutivo consideró que los beneficios solicitados no tendrían una gran influencia en el presupuesto global porque “son medidas de poco monto por la cantidad de gente a la que alcanzan y de gran impacto porque crean liquidez rápidamente en el circuito microcomercial”. Cabaleiro informó que la medición realizada por la organización empresarial arrojó una baja promedio total de la facturación comercial del 40% a lo largo del segundo semestre de 2011, signado por la caída económica que provocó la erupción volcánica. La evaluación se hizo sobre las declaraciones juradas de facturación que se presentan al municipio para el cálculo de la tasa de Inspección, Seguridad e Higiene y se sectorizó entre micro y macro centro. El cuadro comparativo realizado sobre los 300 comercios habilitados en calle Mitre detectó una baja de 19,6% entre la facturación de agosto de 2010, que alcanzó los $52.176.000, y la de igual mes de 2011, que se ubicó en $42.235.000. En la alta invernal la caída de las ventas sobre la calle Mitre alcanzó el 34%, ya que en julio de 2010 la facturación la declaración de facturación fue de $46.500.000 contra $30.360.000 de 2011.

Archivo

Preocupación en los comerciantes de Bariloche tras las cenizas


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La facturación les bajó un 40%