La falta de agua frenó el inicio de clases en Onelli

El ciclo lectivo en las escuelas de verano comenzó en Río Negro, aunque la 106 de Onelli fue la excepción, porque no tenía agua potable y no tuvo clases. Comenzarán el lunes. gfgsdfgsdf



CLEMENTE ONELLI (AJ).- La falta de agua potable en Clemente Onelli impidió que la escuela hogar 106 de ese paraje inicie el ciclo lectivo.

Ayer las escuelas rurales rionegrinas que funcionan durante el período septiembre-mayo volvieron a clases luego de receso invernal en lo que fue el inicio del ciclo lectivo 2005-2006.

Las autoridades educativas de la escuela hogar 106 de Clemente Onelli se vieron obligadas a retrasar el inicio de actividades hasta el próximo lunes debido a la falta de agua potable en la pequeña aldea.

“La población está tomando agua de pozos pero no sabemos en qué estado se encuentra. No podemos poner en riesgo la salud de los alumnos. Por eso hemos retrasado el inicio de clases hasta la próxima semana, que es cuando supuestamente va a estar solucionado el problema”, señaló el director de la escuela Eduardo Osés.

Este año, la matrícula de la escuela asciende a 50 alumnos. Muchos de ellos provienen de familias de campesinos y tenían previsto llegar ayer a Clemente Onelli para quedarse internados en el albergue escolar.

Algunos vecinos afirmaron a este medio que la falta de agua potable por red en la aldea es un problema que padecen desde hace tiempo durante los inviernos por el congelamiento del motor bombeador y las cañerías. La aldea, donde viven unas 40 familias durante los meses que funciona la escuela, está ubicada en uno de los lugares más fríos del País donde las temperaturas invernales promedian los 20 grados bajo cero. A pesar de los constantes pedidos de los vecinos para que construyan un lugar adecuado que resguarde al motor, hasta ahora no lo han logrado. Como era de prever, la crudeza del clima y los años de funcionamiento dejaron fuera de servicio al viejo motor bombeador monofásico. Su rotura agudizó el problema y desde hace algunas semanas la aldea se quedó sin agua de red. “Nos dijeron que esta semana van a colocar otro motor y de corriente trifásica. Ahora estamos sa

cando el agua de algunos pozos de los vecinos y del pozo donde está el molino que es el que abastece a la red” detalló Mariela, quien tiene a su cargo la atención del único teléfono de la aldea.

La falta de agua que viene padeciendo indignó a los vecinos, quienes sostienen que el paraje está prácticamente a la deriva ya que el comisionado de fomento permanece la mayor parte de los días fuera de allí y las necesidades de los pobladores cada vez son más.

Señalaron que no pueden comunicarse por teléfono con otras localidades porque el único teléfono del lugar -que es semipúblico- sólo recibe llamadas y que el precario puente que se construyó en uno de los accesos a la aldea los obliga a tener que trasladarse hasta la ruta, distante a unos 500 metros del casco urbano para tomar el único transporte de colectivos que pasa por el lugar.


Comentarios


La falta de agua frenó el inicio de clases en Onelli