La falta de colectivos levanta quejas en Neuquén

Desde diciembre cambiaron los diagramas por menor demanda.

NEUQUEN (AN).- Frecuencias más espaciadas y menos unidades en las calles. Esta es la combinación que sumada un sol agobiante en las paradas causó las primeras y airadas quejas de los usuarios del transporte público a poco de comenzar el verano 2005.

Debido a la merma en la demanda tras la finalización de las clases, la prestataria del servicio, Indalo, quedó autorizada para retirar de las calles de esta capital entre 10 y 15 colectivos, una situación que se prolongará hasta marzo.

Los pasajeros consultados en las paradas del centro, ayer cerca del mediodía, hablaban de demoras no menores a los 25 minutos para algunos ramales, y dijeron que les resulta imposible conocer cuál es el nuevo cronograma de los colectivos. También se quejaron los trabajadores por la falta de mantenimiento de las unidades, las exigencias empresarias de mayor velocidad y la carencia de instalaciones sanitarios en las terminales.

Las declaraciones corrieron por parte de Rubén Flores, secretario general de Unión Tranviarios Automotor, quien en la FM UNC-CALF añadió que la situación del servicio «es preocupante», y redunda en perjuicio de los usuarios, que presionan a los choferes.

El municipio, según proyecciones de años anteriores, estima que Indalo venderá 700 mil pasajes menos por mes hasta la reanudación del período escolar. El subsecretario de Transportes, Luis Baca Cau, en un intento de minimizar las críticas, reconoció que los cambios obedecen a «una cuestión estacional». Como todos los veranos, el impacto lo sufrirán los recorridos de mayor demanda entre marzo y principios de diciembre, «porque es allí donde se registra la merma en la cantidad de usuarios».

Son los recorridos que transportan la mayor cantidad de estudiantes durante el año, que reciben refuerzos durante la mañana, «y es por esto que otros usuarios también pueden notar una mayor periodicidad».

El impacto de la modificación en la cantidad de vehículos en la calle, sin embargo, no afectará a los barrios que cuentan con un servicio menos asiduo durante todo el año. «Las unidades que ofrecen una frecuencia más espaciada, como las que van a la zona de mesetas, siguen en las mismas condiciones», aseguró Baca Cau.

Normalmente el servicio funciona con unas 82 unidades pero desde el 15 de diciembre hasta el 15 de marzo, Indalo puede dejar 70 colectivos en cocheras. Baca Cau dijo que en comparación con idéntico período del año pasado, hay cinco colectivos más.

«Hasta el año pasado circulaban 65 coches. Hoy damos el servicio con 70» dijo y explicó que la diferencia se registra por el incremento en la cantidad de pasajeros para algunos ramales.

Señaló que se aprovecha el receso escolar para, de forma rotativa, ingresar las unidades a talleres para reparaciones.

«Pasamos de tener 1.700.0000 pasajeros en octubre, a un millón en enero que es el mes de menor demanda. Baja a casi la mitad, esto justifica que pongamos menos unidades en servicio», dijo el funcionario.

De todos modos, enfatizó que no en todos los ramales se dejan unidades fuera de circulación. «Es cierto que hay algunos que llegan a tardar 40 minutos, pero también hay otros que siguen circulando cada 10 minutos o menos como el caso del ramal 8», aseguró.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora