La Feria de El Bolsón, una galería de arte al aire libre

Martes, jueves, sábados y domingos el paisaje de El Bolsón cambia. Unos 320 puestos y una selección impresionante de artículos y obras de arte maravillan a turistas de todo el mundo.

EL BOLSON (AEB)- Metro a metro, la imagen va cambiando. Por momentos se asemeja a un mercado persa donde vocingleros vendedores regatean por sus productos, para luego transformarse en una galería de arte, con obras en exposición que ganarían cualquier premio de los críticos. Es la Feria Artesanal de El Bolsón, un espacio semicircular de varios cientos de metros que aglutina 320 puestos de venta y una selección impresionante de artículos y obras de arte que maravillan a los visitantes.

Una "mediasombra" intenta proteger de la fuerza del sol. Transita por allí una mujer de rostro decididamente oriental, acompañada de un joven que sólo habla alemán.

Los cabellos largos, canosos, de un artesano, se ocultan bajo un sombrero de cuero, confeccionado por sus propias manos. Niños que corren entre la muchedumbre. Un orfebre le da los retoques finales a su "obra maestra", mientras una mujer ofrece sus dotes adivinatorias con un mazo de tarot en las manos.

La Feria Artesanal de El Bolsón tiene su "color" propio. Es el que le otorga la heterogeneidad de los artesanos y la multitud de turistas que colman cada puesto de venta.

Dicen los que saben que es la feria más antigua de Sudamérica y también la más grande. Bastante lejos en tamaño y calidad puede ubicarse a los puestitos de madera de la feria de Angel Mó, en Puerto Montt (Chile) y un poco más cerca, a las ofertas de San Telmo en Buenos Aires. Pero, la de El Bolsón, es única.

Muchos de los visitantes llegan detrás de una imagen ilusoria. "¿Dónde están los hippies?", preguntan, para enterarse que los cultores del "flower power", el amor libre y la vida en comunidad, hace rato que se transformaron en artesanos de calidad y artífices de su propio estilo de vida. Los cabellos largos, mucho incienso en el ambiente y las mostacillas que enhebra alguna mano callosa sólo ayudan a mantener la imagen utópica por un ratito.

El sonido de la madera que se abre ante la herramienta se mezcla con las risas del fabricante de cuchillos que desgrana anécdotas y la música de uno de los personajes más queridos: el cantautor Boqui Romero, que ofrece su estil folk-rock-country para delicia de los espectadores.

Es interesante observar los rostros de los visitantes. Rápidamente pasan de la sorpresa inicial ante tanta variedad y calidad de los objetos, a entrecerrar los ojos con cara de entendidos y evaluar el precio de cada artesanía. Después, se sumergen en un periplo de compras para alegría de muchas esposas y preocupación monetaria de los maridos.

"Todo es tan lindo que no puedo elegir por una sola cosa", dice una mujer que eligió un bellísimo mueble de madera, delicadamente tallado, mientras su esposo intenta convencerla de las bondades de una pulserita.

En poco más de 200 metros, se ubican 320 puestos de artesanos, mientras otros 150 aguardan en lista de espera para ubicar sus productos y acceder a la venta.

La comisión interna de la Feria debió organizarse para aprovechar cada centímetro de espacio y permitir que todos tuvieran su oportunidad.

El poderoso imán turístico que representa el paseo artesanal (y su fama fuera de las fronteras de El Bolsón) es fácil de comprobar estimando la cantidad de micros y autos particulares que llegan cada martes, jueves, sábados y domingo, a la Plaza Pagano, para recorrer, durante varias horas, todos los puestos.

Es difícil estimar una cifra oficial de visitantes, pero se calcula que son varios miles los que llegan cada día en que la feria arma sus puestos.

Un número que indica la importancia económica que tienen las artesanías para esta región.

Nota asociada: Chañar, sin teléfono todo el día A caballo, cuidan la belleza natural de Las Grutas  

Nota asociada: Chañar, sin teléfono todo el día A caballo, cuidan la belleza natural de Las Grutas  


Comentarios


La Feria de El Bolsón, una galería de arte al aire libre