La fiesta de la cultura independiente

Cuando los locales se plantaron en defensa del arte



#

cultura

actitud

Los artistas neuquinos, en el centro de la movida.

María Pía Mendiberri pmendi@rionegro.com.ar

Los neuquinos, sin duda, podemos jactarnos de nuestros rincones de cultura independiente. Son ellos, los teatristas, músicos, plásticos, productores audiovisuales, los que hacen que Neuquén no sea una ciudad vacía de expresiones artísticas y culturales. Son ellos los que mantienen espectáculos en cartel todos los fines de semana, son ellos los que con grandes esfuerzos y pocos aportes económicos hacen que las expresiones culturales crezcan, se multipliquen y se desarrollen cada vez más. Poder presenciar shows de alto nivel nacional e internacional nos gusta y nos seduce y es saludable que así sea. Que los neuquinos tengamos la posibilidad de disfrutar de artistas como Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina, Ricardo Arjona o Roxette, por mencionar algunos de los que han venido durante este año, sin movernos de nuestra ciudad es maravilloso. También es loable que se produzcan intercambios culturales de alto nivel con otras ciudades y, sobre todo, con la capital de nuestro país. Pero el arte independiente nos ha demostrado, nos demuestra y no hay duda que nos demostrará (y con creces) que está firme y que, más allá de los palos en las ruedas, sigue produciendo, mejorando y llenando los espacios de la ciudad con lo mejor que tienen para dar: su arte. Este año no va a ser uno más. Este año, los artistas independientes apoyados por parte de la sociedad se plantaron firmes y demostraron todo lo que son capaces de hacer para defender la cultura de un pueblo. Con la mirada hacia el futuro y en pos de una “movida” cultural completa, variada, integradora e inclusiva, de la que los neuquinos podamos estar orgullosos, es que la ciudad necesita de la construcción de una política cultural sólida, seria y, sobre todo, de largo plazo, cuatro años no alcanzan.


Comentarios


La fiesta de la cultura independiente