La final y un viernes clave

Neuquén brilló en un partido y fue una sombra en el otro. Esta noche se juega mucho con San Lorenzo, en Necochea.



“Estoy convencido de que ganamos”, comentó un motivado Miguel Angel Agostinello minutos después del último entrenamiento en tierras neuquinas. El de Picún Leufú notó “furia” en la cara de sus muchachos y confía a muerte en Los Gigantes del Sur, que hoy buscarán la recuperación en el tercer partido final de la A-2 del vóley nacional.

Enfrente, San Lorenzo, un equipo impredecible, capaz de pasar un verdadero papelón, pero también de pintarle la cara a cualquiera cuarenta y ocho horas más tarde. Eso hizo en el Ruca Che hace menos de una semana y por eso, reina la incógnita en la previa del capítulo de hoy.

El encuentro se disputará en el Piso de los Deportes del club Rivadavia de Necochea, a partir de las 21, y será determinante porque el vencedor quedará match point, con posibilidades de ser campeón el domingo.

En los enfrentamientos entre sí, las estadisticas marcan un 2-2, pero con un pequeño detalle, sólo una vez jugaron en este escenario y la victoria fue Gigante. Ocurrió cuando la liga estaba en pañales y Neuquén-Vóley se despachó con un categórigo 3-1.

Es verdad que Agostinello miró una y mil veces las finales de la semana pasada, pero también es cierto que se pegó una vuelta por el archivo y repasó el video de aquel pleito, que fue dominado ámpliamente por sus dirigidos.

De todos modos, está claro que se trata de elencos parejos, con fuerzas similares y jugadores determinantes. Si a Dick Montalbán le salen todas, San Lorenzo lleva las de ganar; pero si el que la rompe es Jeferson, el equipo sureño tendrá más chances de festejar.

En cuanto a las formaciones titulares, los dos técnico tienen una duda.

En el local, Osvaldo Amitrano tiene ventaja sobre Diego González para ser el líbero y la explicación es lógica: cumplió esa función en el 3-0 del domingo.

En Los Gigantes todos los caminos conducían a los mismos nombres, pero por lo visto en las últimas prácticas, no sería extraño que André De Souza salga en el sexteto inicial, en lugar de Luis Angel Soto. (AN)

Un “Piso de los Deportes” colmado

El “Piso de los Deportes” tiene capacidad para 2.200 personas y hasta ayer se habían vendido más de 1.500 entradas. Se espera un lleno total en el reducto de Necochea, donde San Lorenzo actúa como local.

Si bien es menos de la mitad de gente que ingresó al Ruca Che, la presión de los simpatizantes jugará un papel importante, porque se trata de un reducto de pequeñas dimensiones. Para contrarrestar el apoyo “santo”, se estima que habrá unos doscientos hinchas neuquinos.

La diferencia no sólo está en las tribunas, sino también en el rectángulo de juego. “Hay que preparar el partido de otra forma y tener en cuenta que es más fácil sacar la pelota de la cancha”, explicó el técnico de los neuquinos Miguel Agostinello. (AN)


Comentarios


La final y un viernes clave