La fiscal insiste en que la testigo se rectificó

Fein indicó que Fernández negó irregularidades. Se mostró preocupada por las “filtraciones”.



#

La funcionaria judicial busca precisiones sobre cómo se levantaron los rastros en el departamento y otros aspectos del procedimiento.

La muerte de Nisman

BUENOS AIRES – La testigo Natalia Fernández, quien presenció el operativo en el departamento donde fue hallado muerto el fiscal federal Alberto Nisman, “modificó su relato” respecto de lo que había señalado en los medios de prensa, aseguró ayer la fiscal Viviana Fein.

En un nuevo comunicado, la funcionaria indicó que la joven, que trabaja como camarera en un restaurante del barrio Puerto Madero y fue llevada como testigo por agentes de Prefectura, “modificó su relato respecto de la información que fue divulgada a través de distintos medios de comunicación”.

Fernández, en las declaraciones periodísticas, había denunciado presuntas irregularidades que habría observado durante el procedimiento el domingo 18 de enero, entre otras, que los uniformados manipularon un teléfono celular de Nisman y usaron su cafetera.

“Tomaban mate y pidieron medialunas. Tocaban todo. Había unas cincuenta personas. La fiscal preguntaba ¿la cortamos acá y la seguimos mañana?”, había dicho Fernández en un reportaje en el diario Clarín este martes, y luego lo ratificó por Radio Mitre.

Ante la fiscal Fein, Fernández aclaró que nunca hubo medialunas y que un oficial de Prefectura Naval le dijo “qué ganas de comer facturas”, informaron fuentes judiciales.

Lo dijo, no lo dijo…

La testigo ratificó que usó uno de los baños del departamento de Nisman pero aclaró que lo hizo una vez que se levantaron los rastros del lugar y que, además, fue al toilette del comedor y no el del dormitorio donde fue encontrado muerto el fiscal.

Fernández también dijo inicialmente que los oficiales habían adulterado con marcadores papeles de trabajo que encontraron en la mesa del comedor, pero ante la Fiscalía declaró que no estaban subrayando, sino haciendo marcados.

Fuentes con acceso a la causa explicaron que las hojas encontradas fueron foliadas.

La testigo ingresó al departamento a las 5:30 y estuvo sentada en un sillón junto a un prefecto y dijo que solo vio a Fein una vez hablando por teléfono. Y negó que la fiscal le haya mostrado una bolsa con las balas encontradas en el departamento, también como había señalado en principio.

Antes de ingresar al departamento, Fernández ratificó que los camilleros primero salieron con el cuerpo de Nisman y luego volvieron porque se equivocaron de puerta.

Las fuentes explicaron que la camilla no entró en el primer ascensor, por lo que tuvieron tomar otro.

Además, Fein informó que iba a tomar declaraciones testimoniales al “criminalista encargado del levantamiento de rastros en el departamento de Alberto Nisman” y a “otro de los testigos que presenciaron el procedimiento en el Complejo Le Parc”.

Agregó que todas las partes reciben a diario fotocopias de la totalidad de las actuaciones y que se las notifica de las medidas que se instrumentan en el marco de la investigación.

(DyN)


Comentarios


La fiscal insiste en que la testigo se rectificó