La Fura pone al espectador como protagonista

El grupo catalán regresa a la Argentina con una propuesta que tiene como eje la vida y la muerte.



BARCELONA, (Télam).- El grupo teatral catalán la Fura dels Baus presentará en mayo próximo en Argentina “OBIT”, una obra que “propone al espectador ser protagonista y creador de una acción colectiva y no de un espectáculo”, según afirmó Pera Tantiñá, director del nuevo proyecto.

“OBIT” viene de óbito, del fallecimiento de una persona, “pero en el fondo en 'OBIT' no hablamos de la muerte, porque de la muerte no sabemos decir nada: nunca nos hemos muerto ni conocemos a alguien muerto. De modo que hablamos de cómo afrontamos la vida ante la certeza de la muerte”, dijo el director a Télam al término de la última función del grupo en esta ciudad española.

“En 'OBIT' nos preguntamos si disfrutamos, si somos felices, si estamos en nuestro sitio, quiénes somos”, agregó Pera, uno de los actores fundadores de la mítica compañía teatral catalana que en sus 25 años supo crear un lenguaje, una estética y un estilo propio.

“OBIT”, el más reciente trabajo de la Fura dels Baus, surge en contraposición con otros proyectos que está llevando a cabo la compañía, como el barco Naumon, una especie de contenedor cultural que viaja por el mundo, y que en el 2005 atracará en los puertos de América.

“En la Fura somos seis directores artísticos: Miki Espuma, Pep Gatell, Jürgen Müller, Alex Ollé, Carlos Padrissa y yo. Eso nos permite embarcarnos en varios proyectos a la vez”, sostuvo el hacedor de la flamante puesta.

El último trabajo del elenco “bebe del lenguaje 'furero' -que según la propia compañía se define como una forma de comunicación (no exclusivamente lingüística) que permite un teatro de impacto, que rompe la pasividad del público- y pretende ir un paso más allá”.

“Incluso en los espectáculos de lenguaje furero, se había caído en que las acciones sucedían a niveles superiores y estáticas, mientras el público sólo giraba su mirada. Aquí en OBIT es al revés, las sensaciones no pasan a través de nadie, son de la audiencia y nadie explica nada, sólo la guiamos porque sabemos por dónde transitamos y por qué”, detalló Pera.

“El papel del público en 'OBIT' es diferente al de otras propuestas de la Fura porque aquí son protagonistas”, deslizó Pera antes de contar que incluso un centenar de personas pueden acudir antes de la representación a participar del montaje del espectáculo, convirtiéndose en verdaderos conductores de la acción.

“Este cambio surge porque creemos que hay una tendencia en la sociedad a querer participar de las historias. Estamos un poco hartos de que nos enseñen todo y en España ocurrieron sucesos como la movilización del No a la Guerra y el 11-M que nos hicieron pensar que hay gente con muchas ganas de encontrarse con otra gente”, arriesgó.

En esa línea de pensamiento, añadió que “la gente es muy buena en sí misma si se le deja un lugar para expresarse. Este espectáculo lo hace la gente, y sin gente podemos ensayar, pero todo surge una vez que empezamos a guiarlos”.

“OBIT” se articula en dos juegos contrapuestos, lo masculino, como algo limitado y animal, y lo femenino, lo imaginativo y emocional, que luego se conectan a través de un “laberinto”, símbolo de la búsqueda y la confusión, del amor y la muerte.

Para el responsable de l pieza, es en el “laberinto” donde, precisó, “la gente intenta encontrarse, pero se encuentra tantas cosas en el camino que se pierden en sí mismos y ellos se dan cuenta de eso”.

En la última parte, “El juego armónico”, las energías se fusionan en una perfecta armonía, un momento en el que la creación colectiva se puede palpar y apreciar.

“Desde una visión sencilla, en el fondo todo es un juego”, formuló Pera quien redondeó: “Mi frase favorita es 'la simplicidad es la complejidad bien explicada'”.

“Si la propuesta fuera a un nivel más metafísico, como por ejemplo que le propusiéramos a los espectadores hacer un recorrido por sus vidas, sería una cosa absurda y la gente no entraría de la misma forma”, analizó Pera.

“Pero al proponer jugar, difícilmente alguien dirá que no. Esta aparente sencillez pretende y consigue que la gente se abra, esté dispuesta”, consignó.

“OBIT” se estrenó en octubre de 2004 en el festival Internacional de Teatre, en Girona, Cataluña, se presentará en marzo en Maubeuge, Francia, y en Villalba, Navarra, también en España, para luego iniciar una gira por Latinoamérica que en mayo los llevará -sin fecha confirmada- a México, Chile y Argentina.

Cecilia Guardati

Nota asociada: Gonzalo Carotta, el corazón argentino de “OBIT”

Nota asociada: Gonzalo Carotta, el corazón argentino de “OBIT”


Comentarios


La Fura pone al espectador como protagonista