“La gestión económica ha tenido fracasos, pero también aspectos positivos”

Entrevista con Diana Mondino - Máster en Economía (Ucema)



El año político comienza a delinar su rumbo definitivo con las elecciones primarias celebradas en el día de hoy. Una componente fundamental de la coyuntura política, es la dinámica de la economía, que sigue sin ofrecer señales positivas, y mostró en las últimas dos semanas un dólar en alza y un riesgo país ascendente. Diana Mondino, especialista en economía y finanzas, dialogó con Pulso y brindó su perspectiva de cara a la segunda mitad de 2019, y al nuevo mandato que inicia en diciembre.

PREGUNTA: ¿Qué análisis realiza sobre la situación actual de la economía?
RESPUESTA: Aunque parezca increible, la economía tiene hoy muchos aspectos en los que está mejor que hace dos años y que hace cuatro. También tiene otros en los que está peor. Habitualmente se resalta lo negativo, así que vale repasar lo positivo. El Banco Central (BCRA), pasó en cuatro años de tener reservas negativas a reservas positivas, se han mejorado infinidad de procesos internos en el estado nacional, se ha saneado la situación fiscal de practicamente todas las provincias, el gasto ha descendido unos 4 puntos del PBI, y el déficit fiscal primario es casi cero.

P: ¿Cuáles son los elementos negativos?
R: Bueno, indudablemente la inflación es difícil de domar, el gasto público es difícil de recortar, y la presión impositiva es extenuante. En general, creo que la situación sigue siendo problemática, pero estamos mejor.

P: ¿Cómo evalúa la situación de la industria?
R: El sector industrial está complicado. Lamento decir que va a seguir complicado, porque la estructura de producción argentina en total, cuando considerás todos los costos incluyendo los impuestos, es muy cara. Eso hace difícil competir con países que tienen una estructura de costos muy diferente. Lo que cualquier gobierno razonable haría es ir migrando algunas de esas actividades, hacia otras más productivas. Es la única forma de competir con el exterior.

P: ¿Cuáles serían esas actividades más productivas?
R: Bueno, el agro sin duda es una. Tal vez la minería. La energía es otro sector. Y cualquier actividad donde la sumatoria de presión impositiva, las cargas laborales y la cantidad de producto por hora por empleado, sea al menos similar a la de otros países. A la vez, no hay ‘un solo sector’ que sea el más complicado. Hay empresas puntuales, dentro de cada sector.

P: El agro y la minería son dos sectores que no se caracterizan por generar empleo masivo…
R: Repito, es difícil hablar de ‘sectores’. Pero practicamente todas las subregiones del país viven directa o indirectamente del agro. Hay que considerar que la cosecha se contabiliza como agro, pero el traslado de la producción es sector transporte, y la clase de ingles al hijo del chofer del camión, es sector servicio. La venta de combustible se cae sin cosecha. Quedó muy claro con la sequía de 2018, y cómo sufrieron las economías regionales. Considerar si un sector por sí solo es generador de empleo, es un tipo de medición antigua.

Las soluciones mágicas no existen. Una muestra de ello es que en esta campaña los candidatos no han explicado ‘que harán’ en materia económica.

P: ¿Como evalúa la posición financiera del estado?
R: Claramente la situación fiscal total argentina, es pésima. En cuanto al déficit primario estamos mejor, pero en cuanto al déficit financiero estamos igual o peor, y en cuanto al déficit cuasi fiscal, estamos bastante peor. Eso solo se puede solucionar con un mayor recorte del gasto, porque nadie imagina que vuelvan a subir los impuestos. El déficit cuasi fiscal es un verdadero problema, porque hace más de quince años que existe, crece progresivamente, y lo hace a tasas cada vez más altas. No es un problema nuevo, pero sí creciente.

P: ¿Es decir que prevé un ajuste todavía más severo?
R: Para los economistas es sencillo decir ‘hay que recortar gasto’. La práctica es otra cosa. Respecto al déficit cuasi fiscal, yo creo que una solución ‘elegante’, sería que el tesoro nacional compre la deuda del BCRA, para que algún día se logra saldar esa deuda con ingresos fiscales. Es un problema enorme, y ninguna de las soluciones es ‘indolora’.

P: Lo que evalúa como positivo ¿alcanza para volver a crecer?
R: No lo sé. Lo que sí se, es que con orden es mucho más fácil que haya crecimiento. Las soluciones mágicas no existen. Una muestra de ello es que en esta campaña los candidatos no han explicado ‘que harán’ en materia económica. Podemos suponer que el oficialismo seguirá el mismo rumbo. De los demás, no hay precisiones.

P: ¿Qué sucederá una vez que no estén los desembolsos del FMI?
R: Dependerá de la decisión del gobierno respecto a mantener un tipo de cambio flexible. Para comprar dólares hacen falta pesos. Los desembolsos del Fondo han servido en una parte pequeña para cancelación de deuda, para pago de intereses, y una gran porción para atender el ahorro de personas fuera del sistema. Si se mantiene la política monetaria actual, habrá una recesión muy fuerte. Si en cambio se mantiene la política cambiaria, que no es lo mismo que la política monetaria, bueno, entonces cada uno podrá comprar los dólares que desee, y todavía quedan muchos dólares en el BCRA. El problema lo tendrá el estado para generar el superávit que le permita comprar al público, los dólares que va a necesitar para el pago de la deuda y los intereses.

P: ¿Se puede sostener la tasa de interés en estos niveles?
R: Las tasas se miden contra la inflación. Si como viene sucediendo, la inflación bajara, la tasa podría comenzar a bajar. Sin duda se necesita una tasa real alta. Pero una tasa real del 20%, es insostenible, y nada lo justifica.

PERFIL: Diana Mondino

Diana Mondino es Máster en Economía y Dirección de Empresas (IESE - Universidad de Navarra). Actualmente se desmpeña como Directora de Relaciones Institucionales de la Universidad del Cema, donde el 1987 se fundó el primer Máster en Dirección de Empresas que funcionara en Argentina. Hasta el año 2005 fue Region Head para Latinoamérica de Standar & Poors, con sede en New York y responsabilidades sobre la companía en la región.


Comentarios


“La gestión económica ha tenido fracasos, pero también aspectos positivos”