La Guardia Republicana es el núcleo duro de Irak 1-4-03



Saddam aprovecha los errores de EE. UU.

Soldado de la guardia

Arrecian combates contra tropas de Hussein cerca de Bagdad

La Guardia Republicana: los hombres mejor entrenados y motivados de Saddam. DOHA (AFP).- La Guardia Republicana, que ayer protagonizaba una intensa confrontación directa terrestre de importancia con la infantería norteamericana, a unos 100 km al sur de Bagdad, es el núcleo duro de las fuerzas armadas iraquíes con los hombres mejor entrenados, mejor equipados y más motivados. Por los menos tres de sus divisiones aseguran la defensa de Bagdad. Los primeros combates directos entre las tropas estadounidenses y la Guardia Republicana iraquí comenzaron la noche del domingo al este de Kerbala (100 km al sur de Bagdad) y proseguían ayer. Los helicópteros “asesinos de tanques” norteamericanos Apache habían comenzado el lunes de la semana pasada a atacar las posiciones de la división blindada Al Medina de la Guardia Republicana, en la ruta hacia la capital. Equipados de tanques T-72, de fabricación rusa, protegidos por una defensa anti-aérea extremamente concentrada, estas unidades son consideradas por los expertos militares occidentales como las tropas de élite, con un nivel superior a las fuerzas regulares norteamericanas y comparable al de los marines. La Guardia Republicana sufrió, sin embargo, pérdidas importantes en 1991 durante la Guerra del Golfo y nunca pudo reconstituir completamente su equipamiento y modernizarlo a causa de los 12 años de sanciones internaciones. Los hombres se reclutan sobre la base del voluntariado, pero sólo los iraquíes sunitas pueden también formar parte de este poderoso contingente. Los kurdos o los chiítas, juzgados como débiles, están excluídos. Son militares de carrera, bien pagados, con varios privilegios como una residencia y un vehículo. La división Al Medina es una “de las mejores de la Guardia Republicana, una de las más poderosas”, según el general norteamericano Stanley McChrystral, director adjunto de las operaciones en el Estado Mayor de los Estados Unidos. Combatió ya contra los norteamericanos en 1991, resistiendo en lugar de huir, lo cual le costó pérdidas considerables. Según informaciones del Pentágono, esta división estableció una línea de defensa a más o menos 80 kilómetros al sur de Bagdad, y una segunda línea dentro de la periferia de la capital. (DPA) Iraquíes se preparan para una guerra larga Bagdad.- La guerra es en Bagdad algo tanto lejano como próximo. De noche, las fuertes explosiones despiertan a los habitantes de su inquieto sueño. Durante el día, los ataques son normalmente un retumbo lejano. Los ataques aéreos en las afueras y en los límites de la ciudad tienen el propósito de debilitar los puestos de defensa allí instalados. Pero también durante el día el peligro es constante: la semana pasada, más de 50 personas murieron a causa de una explosión en una concurrida calle comercial y en un mercado. Aun así, los habitantes de Bagdad consiguen crear una cierta normalidad. Las gasolineras funcionan y algunas tiendas y restaurantes han vuelto a abrir. Los mercados y los comerciantes callejeros trabajan casi a pleno ritmo. En la calle Shorya y en partes de la paralela calle Rashid la vida fluye prácticamente al ritmo acostumbrado. Sin embargo, la oferta de productos demuestra que los consumidores se están preparando para una posible guerra larga. Kamil, un comerciante de 30 años que tiene una pequeña tienda abierta a la calle, hace estos días grandes negocios con la venta de hornillos de gas, lámparas de petróleo, toneles y bidones. “Los hornillos iraníes, que son buenos, están ya agotados”, explica. “Ahora ya sólo me quedan chinos, que además cuestan menos”. Su precio son 13.000 dinares iraquíes (4,50 dólares). “Hay que tomar precauciones”, señala Kamil al interpretarlas compras de sus clientes. La gente cuenta con que pronto podrían ser bombardeadas las plantas de electricidad. Entonces no sólo no habrá ningún enchufe que funcione, sino que tampoco saldrá agua de los grifos, ya que en esta llana ciudad hay que bombear el líquido. En los bidones se puede almacenar alguna cantidad de agua, las lámparas de petróleo proporcionan luz en las noches sin electricidad y con los hornillos se pueden preparar comidas calientes. También la cinta adhesiva es un éxito de ventas estos días. Con ella se pueden proteger un poco ventanas y cristales contra las ondas expansivas de las explosiones. (AFP)

Saddam aprovecha los errores de EE. UU.

Soldado de la guardia

Arrecian combates contra tropas de Hussein cerca de Bagdad


Comentarios


La Guardia Republicana es el núcleo duro de Irak 1-4-03