La guerra fue el mejor reclutador de Ben Laden, según expertos

Al Qaeda aumentó en adeptos y descentralizó su mando.





LONDRES (AFP) – La guerra dirigida por los norteamericanos en Irak fue el tema dominante en el 2003, fortaleció la determinación de Al Qaeda, debilitó a la coalición antiterrorista y produjo una división entre Europa y Estados Unidos, indica el Instituto internacional de estudios estratégicos (IISS) en su informe anual.

«En 2003 y hasta 2004, la intervención en Irak dirigida por Estados Unidos dominó todo el ámbito de los temas internacionales (…) diluyendo (las energías y los recursos) de la coalición antiterrorista», explica el documento. El IISS señala que la guerra, lanzada en marzo de 2003 sin el visto bueno de las Naciones Unidas, «separó políticamente a Estados Unidos de las principales potencias europeas continentales, dejando a Gran Bretaña en una posición incómoda, en el medio».

El conflicto en Irak y sus repercusiones «también suscitaron serias preguntas sobre las guerras preventivas como medio de lucha contra la proliferación» de armas de destrucción masiva (ADM), señala el informe.

«En su conjunto, parecen haber aumentado los riesgos terroristas contra los occidentales y sus bienes en los países árabes después del comienzo de la guerra en Irak», insiste el IISS, con sede en Londres.

El grupo terrorista Al Qaeda de Osama ben Laden «busca, entre otras cosas, purificar al mundo árabe y musulmán en su conjunto de la influencia estadounidense», agrega.

La intervención en Irak «alentó el reclutamiento en favor de la yihad (guerra santa) e intensificó la motivación de Al Qaeda para promover y prestar ayuda a las operaciones terroristas».

Según estimaciones de los servicios secretos, Al Qaeda «está (actualmente) presente en más de 60 países y al menos 20.000 personas dispuestas a participar en la yihad fueron entrenadas desde 1996 en campos en Afganistán», afirma el IISS.

«Sigue intacta parte de la dirección (de Al Qaeda) y más de 18.000 terroristas potenciales continúan en libertad, mientras se aceleran los reclutamientos debido a Irak», explica. (ver recuadro)

«Con la bendición pública de Osama ben Laden, «hasta un millar» de ellos se infiltraron en Irak, según el informe.

 

Poca relación con El Libano

 

Sin embargo, el director del IISS, John Chipman, opina que la situación en Irak no tiene nada que ver con la del Líbano en los años 1970 y 1980.

«Las milicias (…) carecen o tienen muy poco apoyo popular» en Irak y «no disponen de vínculos sólidos con las comunidades a las que pretenden representar».

Los atentados contra el consulado británico y un banco, también británico, en Turquía demuestran que Al Qaeda quiere «castigar a los aliados estratégicos de Estados Unidos», considera el Instituto.

Lo mismo explica los atentados de Madrid en marzo del 2004, que sugieren que Al Qaeda «se ha reconstituido completamente».

Sobre la ONU, el IISS considera que «las informaciones sobre la muerte (de la organización) eran muy exageradas».

En cuanto a la amenaza que plantean las ADM en el mundo, John Chipman destaca que «el acuerdo con Libia fue un brillante éxito para la diplomacia británica», ya que se evitó que Trípoli pueda un día fabricar armas nucleares.

Pero el balance es menos optimista para Corea del Norte, «que se aprovechó de Irak en la pasada primavera (boreal) para volver a procesar su reserva de combustible (nuclear) y extraer suficiente plutonio como para (fabricar) un puñado de armas atómicas».

Más de 18.000 militantes activos

LONDRES (Télam-SNI).- La red Al Qaeda de Osama Ben Laden, que posee 18.000 militantes listos para atacar en todo el mundo, según el estudio publicado hoy en Londres.

El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) afirmó en su informe que las finanzas del grupo están en orden, que sus rangos medios entrenan a militantes de todo el mundo y que el poder de la red es tan grande como en su mejor momento.

El IISS aseguró que Al Qaeda perdió su base en Afganistán tras el derrocamineto de los talibanes en 2001, pero que desde entonces se adaptó para ser más descentralizada, «virtual» e invisible en más de 60 países. Estimó que unos 2.000 miembros de la red y más de la mitad de los 30 líderes del grupo fueron muertos o capturados desde 2001. Y agregó que los 1.000 militantes de Al Qaeda en Irak son una fracción menor de su potencial.

Unos 2.000 palestinos sin hogar

RAFA, Franja de Gaza (AFP/Télam) – Las tropas israelíes abandonaron ayer el campo de refugiados de Rafah en medio de fuertes críticas a la operación militar que en pocos días mató a 45 palestinos, demolió cientos de casas dejando a unos 2.000 palestinos sin hogar y expulsó a otros miles del sur de la Franja de Gaza.

Los habitantes de Rafah constataban ayer los alcances de la destrucción, un día después que el ejército israelí se retirara de su ciudad al cabo de un ataque particularmente sangriento que provocó una ola de críticas internacionales.

En el barrio «Brasil» del campamento de refugiados de Rafah, cerca de la frontera con Egipto, la destrucción provocada por el ejército israelí hacía pensar en un terremoto. Desde las primeras horas de la mañana, excavadoras palestinas comenzaron a limpiar los escombros de las casas destruidas por el ejército mientras las familias escarbaban para tratar de recuperar algún objeto de valor.

De pie, en medio de un montón de escombros, Hassan Tahrwai está desconsolado aún cuando su modesta casa es una de las escasas que quedó intacta. «Gracias a Dios, mi casa aún no ha sido destruida, pero ¿cómo poder vivir aquí en lo sucesivo?», dijo.

Nota asociada: Bush baja, pero Kerry no repunta Indicios de un ataque a EE. UU. GUERRA EN IRAK: Dudas y discrepancias sobre el futuro gobierno    

Nota asociada: Bush baja, pero Kerry no repunta Indicios de un ataque a EE. UU. GUERRA EN IRAK: Dudas y discrepancias sobre el futuro gobierno  


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La guerra fue el mejor reclutador de Ben Laden, según expertos