La guerra por el poderen "La Doce" ya comenzó

#

La lucha por la sucesión en

Con Rafael Di Zeo y sus principales secuaces tras las rejas, la guerra por la sucesión ya tuvo su primera 'batalla' y Boca sufriría un problema en puerta.

Los hechos violentos que sucedieron tras el partido ante Gimnasia de Jujuy fueron protagonizados por dos grupos antagónicos de La Doce. El escenario de la trifulca fueron los quinchos del club, donde también se pelearon con la policía. Por tal motivo La Bombonera sería clausurada por una fecha.

El lunes el Subsef, que dirige Javier Castrilli, remitirá al Ministerio del Interior el informe de lo ocurrido y el organismo, casi con seguridad, tomará la determinación de suspender la cancha 'xeneize' por una jornada, pena que será exclusiva para el torneo local.

De este modo, Boca podrá jugar en su estadio la revancha ante el Cúcuta por la Libertadores, pero no podría hacerlo ante Belgrano en el encuentro correspondiente a la penúltima fecha del Clausura.

La dirigencia de Boca había hecho público el jueves, que podría haber incidentes en el encuentro ante los jujeños, según se desprende de una nota enviada a Castrilli. Sin embargo, la misma no salvaría a boca de la sanción porque la carta avisaba que los probables incidentes se produciría en la tribuna visitante, donde hinchas de Chicago, Chacarita y San Lorenzo se unirían para causar desmanes en la cancha. La mala para Boca es que los incidentes se produjeron, pero provocados por sus propios hinchas.


Comentarios


La guerra por el poderen «La Doce» ya comenzó