La helada afectó la fruta de carozo en Río Colorado

Según las primeras estimaciones, un 60% de la producción de durazno, ciruela y damasco se habría perdido. Muchos productores no pudieron defender sus chacras por la falta de recursos.

RIO COLORADO (ARC).- Un 60% de la fruta carozo fue afectada por la fuerte helada que se registró en la noche del sábado pasado y la madrugada del domingo, lo que constituye un nuevo golpe para la producción de Río Colorado y alrededores.

Según datos recogidos, el fenómeno que alcanzó los siete grados bajo cero comenzó a aproximadamente a las doce de la noche y se prolongó por siete horas, afectando a las plantaciones de ciruela y durazno. En cambio la cereza sufrió menores daños porque algunas especies se encontraban en otro estadío fisiológico.

En las zonas más periféricas de la colonia Juliá y Echarren, a las 23 horas ya había comenzado a helar.

En las colonias frutícolas de Río Colorado hay unas 450 hectáreas explotadas con fruta de carozo, de las cuales unas 250 habrían sido afectadas.

De todas maneras habrá que aguardar unos días para conocer fehacientemente la magnitud de la helada, aunque se descuenta que los perjuicios han sido importantes.

Cabe mencionar que la producción del carozo es un factor importante en la fase económica, debido a que significa un ingreso temprano de efectivo que le permite al productor afrontar los gastos de la cosecha de pepita. Además presenta ventajas en el mercado en cuanto a valores y demanda.

Pudo saberse que una buena parte de los «chacareros» no hizo defensa por falta de recursos -no tenían combustible- mientras que otro alto porcentaje comenzó las tareas pero por la cantidad de horas bajo cero, se quedó sin el fluido en la mitad de la noche.

Mientras tanto los productores que pudieron defender sus cuadros manifestaron que si ocurre otro hecho de similares características, no tendrán como responder porque agotaron todo en esa jornada.

Vale consignar que apenas un puñado de establecimientos frutícolas cuenta con riego por aspersión y que bien pudo contrarrestar los efectos de las bajas temperaturas.

El presidente de la Cámara de Productores, Rubén Pérez, dijo a este medio que «es otro golpe duro para nosotros. Si no recibimos urgente ayuda, llámese combustible o los fondos que estamos reclamando y esperando desde hace rato, nada podremos hacer ante un hecho similar».

Más adelante explicó que «la mitad de los productores no pudo defenderse de la helada y el que encendió los calefactores se quedó sin combustible para una próxima vez».

A su turno, el ingeniero agrónomo Julio Klink indicó que «toda superficie que no tuvo defensa fue afectada y aún aquellas que, por cuestiones de cantidad de calefactores, fue insuficiente. Fue una helada de muchas horas y con seis o siete grados bajo cero sostenido toda la noche».

El profesional agregó que «los daños han sido importantes aunque es algo prematuro precisar el porcentaje hasta que no se recorra todas las chacras de la zona».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora