La hora de la participación

Los habitantes se unen para ayudar o lograr metas comunes.



1
#

El salón de usos múltiples creado con fondos del Programa de Mejoramiento Barrial de Nación sumó un lugar especial a San Antonio.

2
#

nueva cara

una comunidad activa

Hay juntas vecinales que se fortalecen o van naciendo a medida que en sectores periféricos de cada sector de la localidad se constituyen nuevos barrios, cooperadoras que trabajan para apuntalar el crecimiento de diversas instituciones, o simplemente grupos de ciudadanos que se reúnen para trabajar en pos de metas comunes. La acción ciudadana está más vigente que nunca en cada punto del ejido que componen San Antonio, el puerto de San Antonio Este y la villa balnearia Las Grutas. Y este dato no pasa desapercibido para las autoridades que comprendieron que capitalizar ese entusiasmo puede redundar en un trabajo conjunto que ayude a concretar proyectos. Acciones que suman Claudio Palomequez, secretario de Obras Públicas municipal, destaca la importancia de la participación de la comunidad a través de las distintas organizaciones. “Consideramos auspicioso este interés de los vecinos. De hecho, diversas iniciativas que se pusieron en marcha contaron con un protagonismo excluyente de la gente, como el Programa de Mejoramiento Barrial (Promeba) que en los barrios 25 de Mayo y Ceferino de San Antonio permitió desarrollar con fondos nacionales una serie de obras que sin la cooperación de ellos, que participaron de cada etapa, no se hubiera dado con tanta fluidez. Ahora sólo queda concretar un 5% de toda la infraestructura comprendida por el programa, que de hecho apunta a reforzar el sentido de pertenencia sumando equipamiento urbano como el salón de usos múltiples que se inauguró recientemente y concentrará las actividades sociales que se desarrollan en la comunidad”. Como corolario de las acciones realizadas a través de este programa nacional, ayer a las 18 (en el marco de las actividades previstas para la celebración del nuevo aniversario de la localidad) en el Centro Municipal de Cultura se realizó la entrega de 74 títulos de propiedad a los vecinos de los dos barrios comprendidos por la iniciativa. En este sentido, Palomequez destaca que “regularizar la situación dominial sobre sus propiedades también contribuye a revalorizarlas y reafirma el entusiasmo de la gente por su progreso y por el crecimiento del barrio”. unidos por servicios Por otra parte, las nuevas normativas que se van adecuando para potenciar la participación vecinal permitiendo que aquellos frentistas que estén dispuestos a acceder a un sistema de pago puedan ver materializadas obras de menor o mayor envergadura, están contando con una aceptación favorable, que se refleja sobre todo en distintos sectores de Las Grutas. Por caso, a través de la ordenanza de ahorro previo (que permite que los vecinos sugieran la realización de obras que se financian entre el grupo que acercó la iniciativa y se inician cuando mediante distintas facilidades de pago la municipalidad recauda el 50% del valor total del proyecto) se ha iniciado una obra de cloacas en el barrio Golfo Azul, pero existen además otras propuestas gestionándose. Por el bien común La acción de agrupaciones que se nuclean en cooperadoras también demuestra un renovado dinamismo. Hay grupos que le aportan su ímpetu a las que ya existían (como la cooperadora del Hospital local “Aníbal Serra” o la que colabora con el cuerpo de Bomberos de la zona), pero también hay otras personas que las inauguran para apoyar instituciones, como la flamante cooperadora policial de la comisaría 10º de SAO. En otros casos, las demandas compartidas son las que encolumnan y terminan organizando a aquellos que comparten la misma necesidad de cambio. Los papás de los chicos que concurren al jardín maternal Primeros Pasitos constituyen uno de estos ejemplos porque desde hace tiempo llevan adelante gestiones para conseguir la concreción de un área materno infantil en el nosocomio cabecera y la llegada de pediatras a la localidad. Lo cierto es que esta vuelta a la participación, empezando por el barrio o apuntando a generar espacios que trabajen por el interés común, abre nuevos horizontes para una ciudad que apuesta más que nunca a comprometerse.

con todo el color

El bulevar en el barrio Islas Malvinas cambia radicalmente la postal para muchos vecinos de la localidad y les brinda mayor sentido de pertenencia.


Comentarios


La hora de la participación