La Hormiga Circular estrena "El hombrecito"

Hoy y mañana se presenta el nuevo trabajo de la Cooperativa de Trabajo Artístico de Regina, con un humor cercano al grotesco. En los próximos meses sumarán dos obras más. (Ver especial "Registros 2.0")

VILLA REGINA (AVR).- Hoy, y mañana, a las 22, la Cooperativa de Trabajo Artístico La Hormiga Circular, pondrá en escena la obra "El hombrecito", un nuevo trabajo de los integrantes de esta entidad cultural reginense. La puesta forma parte de un proyecto integral de la cooperativa, que este año presentará tres nuevas obras.

En este caso se trata de "El hombrecito" de los argentinos Carlos Pais y Américo Alfredo Torchelli, que está protagonizada por Carlos Massolo y Rubén Petricio, bajo la dirección de Juan Carlos "Tatalo" Muzzín, la asistencia técnica de Dio Fernández, y la escenografía y vestuario a cargo de Mariana Gutiérrez.

La obra del género grotesco, donde se entremezclan humor y drama, se basa en el encuentro de dos hombres en un bar, cada uno con sueños y aspiraciones, y con historias que los han llevado a ser lo que son y que juntos desnudarán su verdadero carácter.

"El hombrecito" es dirigido por Tatalo Muzzín, que por primera vez estará ocupando el rol de director, en esta primera obra que La Hormiga Circular estrena este año, y a la que se sumarán otras dos en los próximos meses.

"Tras el éxito que se tuvo el año pasado con la obra 'Babilonia' para festejar los veinte años, nos dimos cuenta que a nuestro público local le gustan mucho las piezas de autores nacionales que tengan humor. A raíz de eso nos propusimos hacer este año tres estrenos de autores nacionales, son tres direcciones distintas y dividiendo a los integrantes de La Hormiga Circular en tres elencos" señaló Muzzín.

Con este proyecto en marcha, asumió también el desafío de dirigir una obra por primera vez. "Yo siempre actué, me siento muy cómodo actuando, y bueno a propuesta de los asociados de la cooperativa con la idea de propiciar a otros integrantes en esta nueva experiencia, es que asumí la dirección".

Agregó que "la dirección es todo un aprendizaje, pero teniendo en cuenta la experiencia de más de veinte años trabajando como actor, hay cosas que uno las tiene incorporadas sin haberlas estudiado".

En cuanto a la pieza indicó que "es muy entretenida, tiene mucho humor, y que cuenta con personajes muy ricos desde lo actoral, y que de alguna manera también tiene que ver con el grotesco".

El director comentó por otra parte que "básicamente es el encuentro de dos personas en un bar, dos personajes bien visibles y claros, y muy tiernos a la vez, pero que tienen una faceta oculta que es la que se va ir descubriendo en el transcurrir de la obra. A partir de este encuentro que se da en el bar, y en el que pueden mostrar su parte oculta a través de mucho humor, se va a producir una transformación en los personajes que los transforma para el resto de sus vidas".

Señaló finalmente que "si bien es una pieza que tiene mucho humor, también tiene que ver con lo reflexivo, muy próximo al género del grotesco donde se pasa rápidamente de la comedia al drama. Contar además con dos actores de mucha experiencia, como Carlos Massolo y Rubén Petricio, es un placer, porque conociendo su capacidad es mucho más fácil llevar adelante este proyecto en el que se trabaja en conjunto, con Dio Fernández en la asistencia, y un equipo de producción integrado por la Cooperativa, te permite que hacer un trabajo de este modo que sea placentero".

 

 


Comentarios


La Hormiga Circular estrena «El hombrecito»