La Iglesia católica teme “enemistad social” por clima de enfrentamientos

“Necesitamos recuperar el valor de la palabra como instrumento de un diálogo sincero, creíble y respetuoso”, solicitaron desde la Conferencia Episcopal.



#

Monseñor José María Arancedo - Foto: Archivo lanacion.com.ar.-

ARGENTINA

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, expresó hoy su temor de que el clima de enfrentamientos entre los argentinos pueda sembrar “semillas de enemistad social” y exhortó a recuperar el diálogo para crecer en una “cultura del encuentro”.

“Parecería que los argentinos no nos queremos ni nos cuidamos, nos enredamos en un estéril juego dialéctico que nos enfrenta, descalifica y hace difícil ese encuentro que nos permita crecer como Nación”, aseveró el prelado en la misa de apertura de la 106° Asamblea Plenaria del Episcopado.

El prelado santafesino alertó que entre otras “sombras” de la realidad nacional aparecen “la devaluación de la palabra que debilita la confianza en las relaciones” y “un clima de enfrentamiento que, temo, pueda sembrar semillas de enemistad social”.

“Necesitamos recuperar el valor de la palabra como instrumento de un diálogo sincero, creíble y respetuoso, que nos permita crecer en una cultura del encuentro”, sostuvo en la homilía que pronuncia en la casa de ejercicio El Cenáculo-La Montonera, de Pilar.

Monseñor Arancedo instó a sus pares a “favorecer gestos, obras y caminos de reconciliación y amistad social, de cooperación e integración”, y aseguró que “tomar el camino de la verdad, la justicia, la justa reparación y la reconciliación es participar del amor creador y redentor de Dios”, porque “con ella nace algo nuevo que nos permitirá construir una Patria más justa y fraterna”. “Desde el Evangelio no se confunde reconciliación con impunidad”, aclaró.

En el marco de las deliberaciones, que comenzaron hoy y se extenderán hasta el sábado, el centenar de obispos mantendrá un “intercambio de ideas, inquietudes e iniciativas” sobre la actualidad religiosa y social de la Argentina, que puede derivar en la redacción de un documento o declaración sobre temas de coyuntura.

Fuentes eclesiásticas dijeron a DyN que los obispos “no evitarán” compartir opiniones sobre el nuevo escenario político tras las elecciones legislativas del 27 de octubre, la salud de la presidenta Cristina Fernández y las implicancias del fallo de la Corte Suprema sobre la Ley de Medios.

Asimismo, evaluarán temas internos de la Iglesia, sobre todo cómo atender a través de Cáritas “las necesidades sociales” de los argentinos, muchos golpeados por la inflación, y cómo hacer frente a las “nuevas pobrezas”.

El plenario episcopal continuará con el seguimiento del proyecto oficial de reforma al Código Civil, un tema que Arancedo conversó en reuniones reservas con la Presidenta y que podría tener cambios en puntos sensibles como el aborto, la fecundación postmortem y el alquiler de vientres.

También trabajará sobre las respuestas a las 38 preguntas que formula el Papa a los obispos del mundo sobre “problemáticas inéditas” para la institución familiar como la difusión de las parejas “de hecho”, las uniones entre personas del mismo sexo, los matrimonios mixtos o interreligiosos y la familia monoparental.

Fuente: DyN.-


Comentarios


La Iglesia católica teme “enemistad social” por clima de enfrentamientos