La Iglesia recogió apoyos tras rechazar la cifra de la pobreza

Binner y Moyano se encolumnaron tras los dichos de Casaretto.





BUENOS AIRES.- El obispo de San Isidro y titular de la Pastoral Social, Jorge Casaretto, ratificó ayer que la Iglesia «no coincide» con la cifra de la pobreza de marzo difundida por el gobierno, que ronda el 15,3% y reiteró que, para esa institución, alcanza «treinta y pico» el porcentaje de pobres en el país.

Casaretto, vocero de la Iglesia en temas sociales, señaló a radio Continental que «no coincidimos» con los números oficiales que ronda. En apoyo a las declaraciones del obispo de San Isidro, el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, aseguró que «las palabras de monseñor Casaretto han sido muy claras» e instó a «abordar el tema de la pobreza como uno de los problemas fundamentales de la Argentina».

En tanto, el titular de la CGT, Hugo Moyano, reconoció que «es posible que en estos últimos tiempos haya crecido» la pobreza, y señaló que «hay una necesidad muy grande en la gente».

«La realidad nos hace ver que hay muchas necesidades», admitió el líder sindical, quien concedió que «es cierto» que, como denunció Casaretto, ha aumentado el índice de pobreza en el país. En declaraciones a radio La Red, Moyano indicó que «hay una necesidad muy grande en la gente» y añadió que «es posible que en estos últimos tiempos haya crecido con esta crisis internacional, con la crisis que vivimos en el país. Es posible que haya crecido».

Según el dirigente gremial, «nosotros ponemos como ejemplo nuestra actividad o la de otras organizaciones gremiales: hasta no hace muchos años, en muchas empresas de nuestra actividad los sueldos no superaban la línea de pobreza. Hoy sí lo superan, pero la realidad nos hace ver que hay muchas necesidades».

Por su parte, el obispo de la ciudad de Santa Fe, monseñor José María Arancedo, respaldó la postura de la Iglesia y señaló que «los pobres son personas concretas y no números abstractos».

«Esta realidad puede palparse en las diferentes parroquias, a las que acude cada vez más gente en pos de obtener ropa y alimentos que no puede adquirir por sí misma», manifestó Arancedo.

Además, el titular de la diócesis santafesina dijo que «se multiplican las personas que solicitan asistencia en las parroquias» y afirmó que «la curva de la pobreza empezó a ascender nuevamente». El domingo, Casaretto advirtió que «la pobreza creció a cerca de 40 %» en el país, según datos registrados en las diferentes parroquias. (DyN)


Comentarios


La Iglesia recogió apoyos tras rechazar la cifra de la pobreza