"La Iglesia se ocupa hace tiempo de los más pobres"

El carnal Jorge Bergoglio salió así a responder los cuestionamientos de la Presidenta Cristina Fernández. Fue en la misa por la 35ª peregrinación juvenil a pie a Luján. Estiman que participaron más de un millón de personas.

El cardenal Jorge Bergoglio replicó hoy las críticas de la presidenta Cristina Fernández y sostuvo que la Iglesia "se viene ocupando desde hace mucho tiempo de los hermanos más pobres", en la misa principal de la 35ª peregrinación juvenil a pie a Luján, adonde llegó una multitud estimada en 1.300.000 devotos.

"(La Iglesia) mira a todos sin distinción, pero se viene ocupando desde hace mucho tiempo de los hermanos más pobres. Esos hijos que en las sumas y restas de los cálculos han quedado al borde del camino. Los hijos del descarte", advirtió el primado argentino aludiendo también a las cifras del INDEC.

De esta forma, salió a responder los cuestionamientos de la mandataria, quien había objetado a quienes "hablan" de las desigualdades sociales pero no hacen nada para resolverla. Bergoglio rogó a la Virgen que mire a "tantos descartados, que tienen nombre", y le pidió a la patrona nacional que les "fortalezca el corazón con la esperanza".

Ante una multitud que, pese al cansancio de caminar 58 kilómetros escuchó la misa en la Plaza Belgrano, frente a la basílica, el purpurado porteño exhortó a los jóvenes a "no se dejarse robar la esperanza", e hizo un llamado a todos argentinos para que "juntos, ayudemos a construir una patria de hermanos". 

En su reflexión, Bergoglio habló de un pueblo "cansado, pero no sólo del cansancio de los pies" y de un pueblo "sufrido", pero destacó sin embargo el compromiso solidario de los argentinos que, según dijo, "viene cargando con la vida de otros hermanos que sufren".

El arzobispo pidió también a la Virgen que "borre del corazón todo lo que pueda confundir", y repitió tres veces el lema de la peregrinación: "Madre, que tu mirada renueve nuestra esperanza". A las 6.35, los peregrinos recibieron la "imagen cabecera" de la Virgen que partió ayer al mediodía del santuario de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers.

Minutos antes también llegó la imagen de la Virgen que familiares de los caídos en la guerra de 1982 colocarán el 10 de octubre en el cenotafio inaugurado ayer, por el primer contingente, en el cementerio de Darwin de las Islas Malvinas.

Previamente, en la Plaza de los Escudos, a pocos metros de la basílica, los veteranos de guerra hicieron un acto alusivo y rezaron un Rosario y el Padrenuestro. La mayoría de los caminantes se ubicó delante del altar levantado frente a la basílica.

Allí, muchos se enteraron del fallecimiento de Mercedes Sosa, y un grupo de sacerdotes ofreció una oración por el eterno descanso de la popular cantante. Todos buscaban hacerse notar entre la muchedumbre. Algunos con pancartas para identificar su parroquia, colegio o lugar de origen, otros con banderas, vinchas, viseras o tatuajes con la imagen de la Virgen. Unos pocos dormían en el suelo con los pies en alto, sin escuchar el sermón de Bergoglio.

DyN


Comentarios


«La Iglesia se ocupa hace tiempo de los más pobres»