La ilusión de un lunes “casi” perfecto

Puerta y Acasuso se eliminan en octavos. También juegan Coria, Gaudio y Cañas.



Ellos están “chochos” porque enfrentan a un rival conocido, pero en realidad es una lástima que dos argentinos se eliminen en los octavos de final de Roland Garros. La invasión fue tal, que en algún momento tenía que suceder y ocurrirá hoy entre los dos más sorprendentes de la armada celeste y blanca: Mariano Puerta y José Acasuso. Se verán las caras en la cancha 1 y en el camino, cuando vuelvan a los vestuarios, se cruzarán con Gastón Gaudio, que en el primer turno (alrededor de las 6) abrirá el programa de los “albicelestes” con el español David Ferrer. Este juego debía disputarse ayer, pero se suspendió por lluvia. El histórico quinteto se completa con Guillermo Coria y Guillermo Cañas, que saldrán a escena en la cancha “Suzanne Lenglen”. El “Mago” se medirá Nicolay Davydenko y a continuación, “Willy” enfrentará a Nicolas Kiefer. Precisamente, el de Tapiales fue el último en ingresar al selecto grupo de argentinos en los octavos de final del abierto parisino. El partido estaba bajo control hasta parate del sábado (6-3, 7-6 (4) y 2-2), pero el francés Paul Henri Mathieu le complicó la vida se quedó con el tercero (6-2) y el cuarto (7-6). En el quinto, el local tuvo dos match point, pero Cañas apeló a toda su garra y ganó 8-6. Su victoria sirvió para equilibrar la balanza por la inesperada caída de David Nalbandian ante Victor Hanescu. El de Unquillo tuvo un cierre para el olvido y perderá puntos importantes en el escalafón mundial, porque defendía semifinales (ver aparte). Lejos de la pálida de David, el objetivo de los muchachos es cerrar un lunes “casi” perfecto. Puerta o Acasuso marcharán a casa, pero el otro irá a pelear por un reinado que tiene tres aspirantes de lujo: Coria, Rafael Nadal y Roger Federer. De todos modos, si ya llegaron hasta acá, por algo es. La ilusión es inmensa y Cañas, el último en entras, lo dejó bien claro: “Vamos todos por separado, pero es obvio que acá hay compañeros y amigos, y que nos alegramos con las victorias de los demás”. Las miradas de hoy apuntarán a Gaudio, quien buscará dar otro paso en su defensa. En la previa, un “bajón”: si hay algo que no le gusta al “Gato” de Temperley es jugar en el primer turno. Y encima, después de tener de hijo a Ferrer en el historial, el español ganó el último duelo, a principios de mes, en Roma, por un soberbio 6-0 y 6-1. Es difícil que se repita la historia, pero el campeón tendrá que tomar recaudos. Coria, en cambio, no debería pasar sofocones ante Davydenko, a quien derroto sin ceder un set en los dos partidos entre sí. Claro que el ruso viene de ganar Sankt Poelten y puede complicar al “Mago”. Al margen de los pronósticos, es un día con posibilidades de tener cuatro argentinos en cuartos de final y la perspectiva de repetir los tres semifinalistas de hace un año. Es, ni más ni menos, que la confirmación de un presente brillante. (DPA/AN)

Lástima, David

“Me sorprendió porque no lo conocía y la verdad jugó muy bien. Llevó el encuentro hasta el límite y clavó muchas bolas en las esquinas. Ante un rival así, ganar es muy complicado”. Con estas palabras se despidió David Nalbandian de Roland Garros. Si bien no era firme candidato al título por su irregularidad, las semis del año pasado le abrían paso a una ilusión, pero todo se derrumbó ante el rumano Victor Hanescu, que ganó con parciales de 6-3, 4-6, 5-7, 6-1, 6-2. El de Unquillo arrancó bien y por momentos mostró un juego interesante, pero cayó demasiado en el cuarto y nunca se recuperó. El europeo se transformó en una pesadilla para los latinoamericanos, porque en las rondas anteriores había bajado a Juan Ignacio Chela y al peruano Luis Horna. Claro que para seguir tendrá que pasar a uno de su mismo continente. Es suizo, se llama Roger Federer y juega “más o menos”. Para Nalbandian, una lástima doble. No cuidó los puntos del 2004 y perdió la chance de medirse con el mejor del mundo.

La número 1 soy yo

Kim Clijsters estaba en ascenso y buscaba un golpe en París, pero la número uno es Lindsay Davenport y se notó. La estadounidense, que había perdido seis veces seguidas con la belga, salió a flote, ganó 1-6, 7-5, 6-3 y está en cuartos. La sensación del cuadro es Sesil Karatantcheva, la búlgara de 15 años, quien demostró que su victoria contra Venus Williams no fue una casualidad. Ahora venció a la suiza Emmanuelle Gagliardi por 7-5, 6-3. El crédito local, Mary Pierce, dejó en el camino a la suiza Patty Schnyder por 6-1, 1-6 y 6-4, para sacar chapa de candidata.

Federer mete presión

Un Carlos Moyà disminuido por la lesión en el hombro derecho opuso escasa resistencia a Roger Federer y el número uno del mundo avanzó a los cuartos de final por segunda vez en su carrera. En procura del único Grand Slam que le falta, el suizo dio cuenta del campeón de 1998 por un cómodo 6-1, 6-4, 6-3. Su rival de turno será el rumano Victor Hanescu, autor de la sorpresa del torneo, que bajó a David Nalbandian. El otro gran favorito en el polvo de ladrillo parisino, Rafael Nadal, no pudo completar su encuentro con el local Sebastien Grosjean (23), a causa de la lluvia. El de Mallorca ganaba 6-4, 3-6, 3-0, en un duelo que fue seguido por 15.000 espectadores en el “Philippe Chatrier”.

• Asoman: Juan Martín del Potro y Florencia Molinero se metieron entre los 32 mejores del torneo júnior de Roland Garros. El prometedor Del Potro (16 años), quien la semana pasada entrenó en Tandil con el neuquino Demián Gschwend, afronta su segundo Grand Slam francés y se sacó de encima al local Alexandre Sidorenko, por 6-2 y 6-0. Ahora, se medirá con Santiago Giraldo, de Colombia. Florencia Molinero (16), ganadora varias veces de otra neuquina, Lucía Jara Lozano, superó a la rumana Sorana Cirstea, por 6-2 y 6-3. La jugadora de Rafaela enfrentará hoy a la estadounidense Vania King.


Comentarios


La ilusión de un lunes “casi” perfecto