La industria automotriz vislumbra un cambio de tendencia en el mercado

Ford registró por primera vez en casi dos años una mayor venta de vehículos que hace un año. General Motors, Chrysler y Toyota lograron frenar la caída de las ventas y prácticamente todas las automotrices lograron en julio el mayor volumen del año.





Según despacho de la agencia alemana DPA, el mercado total se retrajo según el sector, en 12 por ciento en ese período.

Las automotrices alemanas sin embargo se beneficiaron sólo en una pequeña proporción con la prima de desguace estadounidense.

Para el total del mercado norteamericano los analistas aumentaron el lunes sus pronósticos para 2009 a unos diez millones de vehículos vendidos.

En 2008 se habían vendido unos 13 millones de coches.

El volumen de ventas de Ford aumentó en julio 12 por ciento respecto del mismo período el año anterior con 165.300 vehículos.

El último incremento en las ventas se produjo para Ford en noviembre de 2007 poco antes de la crisis.

En junio el volumen de ventas había caído once por ciento. «La situación sin embargo todavía no se estabilizó», advirtió George Pipas analista de ventas de Ford.

Con el aumento del desempleo se espera que los consumidores estadounidenses no dispongan de dinero para la compra de coches.

Los resultados de Ford difieren de los de GM y Chrysler, ya que la primera registró ganancias en el último trimestre, mientras que GM y Chrysler reanudan sus operaciones luego del proceso de insolvencia. GM ubicó su caída en las ventas en 19 por ciento con 189.450 vehículos.

En junio la pérdida se había ubicado en 34 por ciento. La producción en las plantas fabriles estadounidenses aumentó en el tercer trimestre en comparación con la primera mitad del año.

Para Chrysler las ventas cayeron respecto del año anterior en 9 por ciento con 88.900 vehículos.

En junio el volumen de ventas se había desplomado en 42 por ciento. El gran éxito del programa de primas de desguace que se inició a fines de julio en Estados Unidos sorprendió a políticos y expertos.

En menos de una semana los compradores estadounidenses utilizaron toda la ayuda estatal dispuesta a tal fin, que ascendió a mil millones de dólares.

Otros dos mil millones de dólares fueron puestos a disposición a través del programa «Dinero por tu carcacha» con el mismo fin, aunque todavía debe ser autorizado por el Senado.

Volkswagen aumentó levemente sus ventas en el mercado estadounidense en el mes de julio, en comparación con el mismo período de 2008 con 0,7 por ciento lo que redundó en 20.590 automóviles vendidos.

En el caso de Daimler, BMW, Audi y Porsche en cambio hubo pérdidas, sobre todo en el caso de BMW, aunque no en forma tan pronunciada como en el último período.

Daimler vendió de las marcas Mercedes Benz y Smart en total 24,2 por ciento menos en relación con julio de 2008, a 17.646 vehículos.

La venta de las marcas BMW y Mini cayó casi 27 por ciento con 21.250 unidades, respecto del mismo período el año anterior.

La caída sobre todo fue pronunciada para BMW con 32 por ciento, en cambio Mini se mantuvo estable. BMW no se benefició con la primas de desguace, según declaró Jim O’Donnell a cargo de la marca en Estados Unidos.

En el caso de Audi la baja fue de 5,8 por ciento con 6.407 vehículos vendidos.

El volumen de ventas de los coches deportivos Porsche cayó en Estados Unidos 47 por ciento con 1.744 unidades vendidas, luego de la caída de 62 por ciento que la automotriz había sufrido en ese mercado en junio.

Toyota por su parte registró una baja de 11 por ciento con 174.900 vehículos durante julio y sus ventas gozaron del impulso generado por la prima de desguace.

Es incierto si estos estímulos de venta estabilizarán el mercado automotriz en forma duradera.

Télam


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La industria automotriz vislumbra un cambio de tendencia en el mercado