La industria no levanta cabeza

La actividad cayó un 4,2% en enero y el sector más golpeado es el automotriz



Pese al salvataje financiero y los pronósticos gubernamentales sobre un repunte de la actividad, la industria no levantó cabeza en enero, de acuerdo a los datos oficiales difundidos ayer.

La producción industrial cayó en enero 4,2% en términos desestacionalizados frente a igual mes del año pasado, y bajó 6,4% si se compara con diciembre, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística.

Sin embargo, si se tienen en cuenta los factores estacionales, la actividad manufacturera tuvo en enero descenso de 0,3% comparado con el mismo mes del año pasado, y 10,7% con relación a diciembre último por el impacto de la paralización de las plantas automotrices.

Al evaluar los resultados, el secretario de Programación Económica y Regional, Miguel Bein atribuyó la caída industrial “a la variabilidad del período de las vacaciones en las empresas” y a que “en algunos casos las plantas industriales, como por ejemplo las automotrices no tuvieron su parada anual en enero del año pasado y si lo hicieron en el primer mes del 2001.

En este sentido, el funcionario indicó que en la merma estacional de 0,3% “hay 2,5 puntos que están explicados por el sector automotriz que cayó 37% en enero contra igual mes del año pasado”.

Bein explicó que el rubro automotriz tiene una ponderación de 6% sobre el índice industrial por lo cual si se elimina este efecto la producción fabril hubiera en la medición interanual con estacionalidad hubiera crecido 2,2% en lugar de caer 0,3%.

“La performance de los autos es totalmente atípica (porque casi todas las automotrices pararon en enero) y en febrero es probable que la producción en esa rama se duplique y se ubique por arriba de los 20 mil” precisó quien consideró que por eso en los meses de verano los datos industriales hay que analizarlos por el bimestre en promedio y no solamente el resultado de un mes.

También influyó negativamente la parada de la planta de fertilizante Monsanto que neutralizó el impacto positivo de la puesta en marcha de otra planta del mismo rubro (Profértil) que funciona desde el 20 de enero.

En cuanto al descenso de 10,7% verificado contra diciembre dijo que “es similar al que tenemos todos los años en esa comparación”.

El secretario aseguró que el comportamiento del sector automotriz en febrero reconoció que todo el segundo semestre del año la economía argentina “sufrió condiciones claramente malas a nivel internacional y local (por la inestabilidad política)”. (Infosic)


Comentarios


La industria no levanta cabeza