La inflación en China pone en alerta al resto del mundo

Se teme que el incremento en los precios en el gigante asiático frene el ritmo de la economía en todo el planeta.



#

El costo de los alimentos creció un 14,4% en lo que va del año.

PEKÍN.– El índice de los precios al consumo de China llegó a su máximo en tres años al situarse en un 6,4 por ciento en junio, según informó ayer la Oficina Nacional de Estadísticas, dato que avivan los indicios de que la política económica seguirá endureciéndose y que puede tener graves consecuencias para el resto del mundo. El IPC se sitúa claramente por encima del de mayo, que fue del 5,5 por ciento y por arriba de lo que los analistas habían estimado (un 6,3 por ciento) debido a los precios de los alimentos, que siguen subiendo. Este aumento se produce a pesar de que el Banco Central ha aumentado la tasa de interés tres veces este año. La última vez el miércoles pasado. La oficina indicó que el costo de los alimentos ha sufrido un alza del 14,4 por ciento en lo que va de año. El gasto en comida supone un tercio de los gastos medios de una persona en China. Los precios de los productos que no están relacionados con la comida aumentaron un 3 por ciento. Entre los objetivos del gobierno estaba no sobrepasar una inflación anual del 4 por ciento este año, pero se ha fracasado al subir el IPC más del 5 por ciento en los últimos cuatro meses. Los gestores de la política económica china tienen que equilibrar los intereses enfrentados de mantener un crecimiento fuerte y estable, pero asegurar que la inflación no se descontrole. El gobierno de Pekín aspira a un crecimiento este año del 8 por ciento. Aunque la presión inflacionaria puede relajarse en el segundo semestre del año con la normalización del precio del petróleo, las medidas de Pekín para contener los precios han desatado temores de que se produzca un freno en la segunda economía mundial con graves consecuencias para todo el planeta. Las potencias occidentales, todavía en proceso de recuperación tras verse afectadas por la crisis financiera de 2008, se han apoyado en la emergencia de China para apuntalar su restablecimiento. “No tenemos que entrar en pánico”, manifestó no obstante Zhang Liqun, analista del Centro de Investigación del Desarrollo del Consejo de Estado (ejecutivo), a la agencia estatal Xinhua. “Un IPC superior al 6% no significa que la inflación esté empeorando en China, porque 3,7 puntos porcentuales del incremento se deben al efecto del traslado de resultados a otro periodo”, aseguró Zhang sin especificar cifras ni fechas. (DPA, El Mundo)


Comentarios


La inflación en China pone en alerta al resto del mundo