La inflación no afloja “por falta de credibilidad”

Según un informe privado se ha mantenido entre un 10% y un 15% anual. "Las causas subyacentes son múltiples pero el consenso respecto a las mejores respuestas de política para atacar el problema es escaso", destacó.



La tasa de inflación no bajó en lo que va del año tanto como se esperaba, por efecto de la recesión, y en cambio se ha mantenido en un rango entre 10 y 15 por ciento anual, como consecuencia de la “baja credibilidad en la política económica”, concluyó un informe privado.

Según el análisis del Banco Ciudad, “los rubros que explican el aumento persistente del nivel de precios varían de mes a mes”, y destacó que “las causas subyacentes son múltiples pero el consenso respecto a las mejores respuestas de política para atacar el problema es escaso”.

A criterio del Área de Estudios Económicos, que conduce Luciano Laspina, “la tasa de inflación todavía navega, con cierta volatilidad, en un rango que va de 10 a 15 por ciento anual”. “Así, la tesis oficial de la desaparición indolora de la inflación en cuanto la economía alcanzara una supuesta velocidad de crucero probó ser falsa”, puntualizó el informe.

Remarcó que “para algunos, la recesión llegó justo a tiempo para evitar un escenario inflacionario mucho más complicado”. Indicó que “luego de tocar picos de 25 y 30 por ciento sobre mediados de 2008, la recesión en curso y el frenazo de la política monetaria, hicieron que la inflación bajara hasta estabilizarse en la actual velocidad de crucero entre 10 y 15 por ciento anualizado”.

Como consecuencia, señaló que “la inflación dejó de ser el principal problema macroeconómico a manos de la recesión económica y el nivel de empleo”. Pero subrayó que “la inflación sigue siendo muy alta para un nivel de actividad que sigue siendo muy bajo”.

De acuerdo al análisis, “hay dos razones que explican por qué la inflación está respondiendo con rezagos a las señales que marcan la política monetaria y el freno en la demanda”. “La primera -más coyuntural- se vincula a las correcciones pendientes de precios relativos.

La segunda -más estructural- se vincula a la baja credibilidad respecto al compromiso de la política económica con una tasa de inflación moderadamente baja”, afirmó. Así destacó que “quizás esto explique el dato más preocupante en el escenario de precios”, y añadió que “según las encuestas, la inflación esperada para los próximos 12 meses ronda 25 por ciento”.

DyN


Comentarios


La inflación no afloja "por falta de credibilidad"