La iniciación sexual comienza a los 16 años





La edad en que los adolescentes tienen su primera relación sexual ronda los 16 años, aunque muchas chicas y chicos y especialistas en adolescentes afirman que se dan muchos casos ya a los 15, y en general no se cuidan, aunque conocen los métodos anticonceptivos.

«La iniciación actualmente es más temprana, 15,6 en los varones y 16 en las chicas, esto es en la Capital Federal, pero se supone que en el interior es más temprana», aseguró José María Méndez Ribas, jefe del Servicio de Adolescencia del Hospital de Clínicas de Buenos Aires.

Por su parte, la psicóloga Hebe Perrone, especialista en Adolescencia, aseguró que «la iniciación de las mujeres es cada vez más temprana. Preferimos pensar que es alrededor de los 16, pero ya hay muchos casos a los 15».

«En cambio -continuó- en los varones es infrecuente antes de los 17; yo trabajo con sectores medios, que son los que vienen al consultorio, pero en las clases más carenciadas todo es más precoz».

Las adolescentes Natalia y Yamila, estudiantes de quinto año de una escuela urbana, lo confirman: «Me acosté por primera vez con mi novio a los 15, en la casa de él, él tenía 17 y ninguno de los dos sabíamos bien de qué se trataba», contó Natalia.

Yamila en cambio «tenía 16 y fue con un chico que conocí en un baile, comenzamos a transar y terminamos haciéndolo de parados, él me insistió y fue todo muy rápido».

Gastón tiene 18 y dice: «A los 16 lo hice con una chica del barrio. Fuimos a su casa porque la madre no estaba; después volví con mis amigos».

«Lo que pasa -aseguró la especialista- es que todo el ámbito externo estimula mucho a los adolescentes, quienes que por el momento que viven ya tienen una tendencia a sentirse motivados hacia la sexualidad».

El «ya lo sé» de los adolescentes, esa característica propia de la edad, de omnipotencia y negación, da como resultado la falta de cuidado, ya que tienen información -según afirman los especialistas y los mismos chicos- pero finalmente llegan a la sexualidad sin prevenir consecuencias.

«El cuidarse también tiene que ver con alcanzar cierto nivel de madurez, que es la posibilidad de internalizar pautas de cuidado, y a esa edad no se tiene. Y los varones, que son quienes deben usar el preservativo, son más inmaduros afectivamente que las chicas, esto sigue siendo así», dijo Perrone.

«Por eso -continuó- no estoy segura de que, aunque haya mucha información, esta información produzca igual nivel de cuidado en los chicos, porque justamente esa omnipotencia les hace pensar que a ellos no les va a ocurrir nada, y así pasa que un adolescente que recibió una buena información desde chico, no tome el cuidado de usar profiláctico».

También es cierto, y se ve en el mismo relato de los chicos, que ellos llegan habitualmente a la sexualidad temprana en situaciones muy improvisadas y de «una aparente falta de límites que no llamaría desinhibición», aclaró Perrone.

En este sentido, aseguró que «los chicos tienden a tener distintas relaciones, porque además, y esta es otra de las características de la adolescencia, no están en condiciones aún de establecer un lazo sexual y afectivo estable».

«Entonces -continuó- toda esta situación de multiplicidad y variedad de relaciones sexuales, que no la denominaría promiscuidad, porque no se juega desde ese lugar, los expone bastante».

La modalidad de décadas atrás de iniciarse, por parte de los varones, con alguna prostituta, cambió en las últimas décadas por una iniciación con chicas de su propia edad o un poco más chicas; y en este comienzo, más natural y sano, aparece lo que Perrone define «falta de límites» muchas veces ayudado por «los efectos deshinibitorios del alcohol o la droga, que facilita situaciones de intercambio rápido, fácil, continuo».

Los chicos tienen en general relaciones sexuales en las casas de sus padres o de los padres de un amigo, porque también otro fenómeno que se da en la actualidad es que los chicos están más solos que antes. En cuanto a la frecuencia con que tienen relaciones, depende del ambiente en que se mueve el chico, de si tiene una pareja temprana, pero normalmente la asiduidad depende de las posibilidades y oportunidades, y de si formó una pareja más estable.

Claudia y Lucho, de 17 los dos, son novios desde los 15.

Tienen relaciones sexuales «desde hace un año y medio, más o menos, y cuando pinta que en mi casa no están mis viejos, lo hacemos», contó él.

Y Yamila recuerda otras situaciones: «salí dos meses con un chico y curtí con él en mi casa, cuando mi viejo no estaba; pero ahora…, y sí, transo con un chico que me gusta».

«Si bien la iniciación sexual ahora es más temprana, en los chicos no hay tanto sexo como la sociedad supone», dijo la psicoanalista Clelia Conde, tras destacar que lo que más se da son las transas, que es algo más impersonal.

Y esto es algo que a los chicos también les preocupa; «ellos mismos plantean que la imposibilidad de mantener una relación les crea un malestar, porque aparte comentan que «excepto la música no hay nada que haga lazo», y dicen que les cuesta el compromiso, y se angustian porque no saben con qué mantener esto, tienen miedo a comprometerse o desilusionarse», destacó Conde.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La iniciación sexual comienza a los 16 años