“La injusticia de los retiros voluntarios”



Al Ing. electricista Alfredo Méndez, nacido en la ciudad de Cinco Saltos y que estudió en la desaparecida Escuela Nacional de Educación Técnica José de San Martín –sita en la calle Láinez, a dos cuadras de la Ruta 22–, lo conocí porque estudié en la misma escuela. Cuando se recibió de técnico industrial ingresó en Indupa y al tiempo fue becado. Prosiguió sus estudios en la Universidad Nacional del Sur, en Bahía Blanca, donde se recibió de ingeniero electricista. Prosiguió trabajando en la petroquímica Indupa y después ingresó en Agua y Energía Eléctrica de la Nación, donde yo también trabajé, hasta que en 1994 fue desguazada y quedamos desocupados. En el caso del Ing. Alfredo Méndez, supongo que no le entregaron certificación de sus antecedentes, pero en conocimiento por mi parte de que sus aseveraciones son ciertas y doy fe de su verdad, nadie de los que lo conocieron y dependieron de él –porque tenía la Jefatura de Equipos Eléctricos, que era un sector de tareas peligrosas en AYEE SE con sede en Cipolletti– puede negar su verdad. Es una injusticia sin límites lo que él está padeciendo en Anses… ¡tiene que haber alguien que haga justicia! Como dicen los abogados en sus escritos, será justicia. Ing. Héctor Alías DNI 7.570.120 Neuquén

Ing. Héctor Alías DNI 7.570.120 Neuquén

“En la Anses tiene que haber alguien que haga justicia”.


Comentarios


“La injusticia de los retiros voluntarios”