La integración como vía para bajar gastos de Nación

Así lo expuso Neuquén ante un representante del Banco Mundial



NEUQUEN (AN).- El gobierno de Jorge Sobisch tiene un lápiz rojo para tachar gastos del Estado nacional y derivar los recursos excedentes a las provincias. La herramienta será un proceso que además de la fusión o integración de jurisdicciones provinciales contempla un alto componente de descentralización desde la Nación hacia las jurisdicciones provinciales.

Ayer, el jefe de gabinete neuquino, José Brillo, dijo que el proyecto de Sobisch propone reducir el presupuesto del Estado nacional de 50 mil millones de pesos a 20 mil millones anuales, sin que deje de ejercer las “facultades que la Constitución le asigna: las relaciones exteriores, la seguridad, la macroeconomía, el Banco Central”. Los recursos restantes se transferirán a las provincias, que “saben cómo y de qué manera administrarlos mejor”.

En paralelo, el gobierno plantea “una descentralización fuerte hacia los municipios”, dijo Brillo. Calculó que en la Patagonia “tenemos 200 municipios, y esto hay que reformularlo” en función de buscar la disminución de la presión de estas estructuras sobre los presupuestos.

Ese conjunto significa “700 a 800 concejales y 150 diputados provinciales” en la región patagónica.

El proyecto apunta a “modificar y reducir este costo político y administrativo” mientras se produce la transferencia desde el Estado nacional a la jurisdicción provincial de los recursos para atender las necesidades en materia de asistencia social, educación, salud y seguridad interior.

Brillo expuso estos lineamientos ante Miguel Mercado Díaz, “task manager” del Banco Mundial, en una presentación de los proyectos susceptibles de financiamiento por parte de ese organismo e incluidos en los programas Provincias II y Municipios II. En este segundo renglón figura el de la terminal de ómnibus de Neuquén (ver aparte).

Mercado Díaz, en declaraciones a la prensa formuladas tras el encuentro realizado en la subsecretaría de Hacienda de la provincia, dijo que la integración regional “es una alternativa muy viable para la solución de problemas”.

Brillo anticipó que el gobernador Jorge Sobisch gestionará la posibilidad de realizar una exposición similar ante las principales autoridades del Banco Mundial en la Argentina, con el fin de subrayar los aspectos de fortalecimiento institucional del proceso de regionalización y la posibilidad de que el organismo de crédito realice su aporte.

Brillo dijo que el concepto de regionalización fue explicitado como “la transformación del sistema federal en el país”.

Más que hablar de la integración o fusión de las provincias de Neuquén y Río Negro, o de las provincias patagónicas en general y el resto del país, es necesario pensar “que la Argentina pueda salir de esta crisis con una profunda transformación de sus estructuras políticas y administrativas”.

En síntesis, se trata de “un cambio profundo del modelo de país, que pasa por un Estado nacional más chico”.

Quieren la terminal “lo antes posible”

NEUQUEN (AN).- La municipalidad y el gobierno de la provincia coincidieron ante Miguel Mercado Díaz, gerente de proyectos del Banco Mundial, en que ambos quieren la nueva terminal de ómnibus “lo antes posible”. Para el intendente Horacio Quiroga, las condiciones están dadas a partir de las “inmejorables condiciones” de la provincia en el contexto nacional y el acompañamiento de la municipalidad que “está a la altura de las circunstancias”.

Quiroga desea que la terminal ayude a “potenciar” la ciudad capital, como un “centro que atrae e irradia actividades permanentes en un radio que aglutina entre 400 y 500 mil habitantes”.

El jefe de gabinete neuquino, José Brillo, definió la importancia “estratégica” del proyecto que supone la transferencia “ferroautomotor que va a vincular el sistema vial con el ferroviario”. También el aeroportuario, ya que la futura terminal de ómnibus se emplazará en la chacra 106, frente a los talleres y garaje de la empresa Indalo, casi recostada sobre el aeropuerto y más próxima a la estación Colonia Valentina de Ferrosur Roca.

Mercado Díaz recibió la exposición de los funcionarios municipales -además de Quiroga estaban Martín Farizano, secretario de Hacienda y Fernando Gallo, general y de coordinación- que pidieron un crédito por 6,23 millones de dólares para realizar la obra, que demandará un total superior a los 15 millones de dólares. El Banco Mundial prestará hasta el 75% de la cifra en dólares pero la condición es que la operación esté a cargo de una empresa privada.

Quiroga garantizó que se cumplirá ese requisito y Brillo opinó que la obra debería iniciarse “lo antes posible”. Según lo explicado por el directivo del BM, el proyecto -elaborado por los arquitectos Marcelo Acuña, Alejandro Bostal, Roberto Echeverría y Horacio Scabuzzo, de Bahía Blanca- deberá ser evaluado por la institución y la condición ineludible es que sea “sumamente viable y manejado por el sector privado”.

Dijo que la exposición de ayer, en la nueva sede de la subsecretaría de Hacienda de la provincia, “es una primera conversación” y, pese a que admitió que la situación del país “no es tan clara hoy como hace seis meses”, la Argentina “tiene que formular estrategias y buscar soluciones a largo plazo”. Esto último también es aplicable al proceso de regionalización, del cual también atendió una exposición.


Comentarios


La integración como vía para bajar gastos de Nación