La integración empieza con la unión de comunas

Se trata de una cuestión "central" para un proceso como el iniciado por Neuquén y Río Negro, según concluyeron 60 expertos reunidos en noviembre en la Universidad del Comahue.



NEUQUEN (AN).- La integración entre Río Negro y Neuquén requiere como punto de partida del proceso un proyecto para jurisdicciones contiguas de alta interrelación social, como es el caso de los municipios. Además, se requiere un alto grado de participación ciudadana y contar con un esquema de objetivos sobre la base de presupuestos comunes.

El concepto de integración municipal como modelo fue “un punto central” en las conclusiones a las que arribaron los expertos que participaron, en noviembre pasado, de las Primeras Jornadas Nacionales de Integración realizadas en la Universidad Nacional del Comahue, con la organización del departamento de Geografía de la facultad de Humanidades de esa casa de estudios.

En las discusiones sobre la acción del Estado, las políticas y el marco jurídico institucional en el triple ámbito -municipal, provincial y nacional-, se determinó la necesidad de realizar “un estudio exploratorio” para analizar la transformación del sistema de partidos y el comportamiento electoral de ambas sociedades desde la restauración de la democracia. Neuquén “procesó de forma opuesta a Río Negro el realineamiento partidario”. En la primera, la oferta política se amplió y en la primera se redujo.

En la ponencia sobre desarrollo territorial, gobierno local y ciudadanos se consideró a esta capital como “escala de análisis”, que repensó la ciudad como “una sociedad local”, al tiempo que se impulsa la construcción del territorio para lograr “un desarrollo armónico y sustentable”. El desafío más próximo consiste en la posible conformación de un área metropolitana que incluya a los aglomerados cercanos, tal como existe entre Neuquén, Plottier y Centenario en esta provincia.

Además de subrayar la necesidad de la participación real de los ciudadanos en general con “el pleno ejercicio de su ciudadanía”, se apuntó a tener en cuenta los procesos de gestión urbana pues en el ámbito urbano se produce el impacto de los cambios. En este contexto, el gobierno local tiene la misión de “tomar decisiones, aplicar políticas, instrumentos” para atender los problemas sociales y, “fundamentalmente, pensar, acordar y aplicar estrategias de desarrollo que consideran su sustentabilidad”.

En las jornadas también se analizó la estructura de financiamiento del sector público y el nivel de endeudamiento de las dos provincias, y se concluyó que sus economías son totalmente dispares. Pese a que Río Negro y Neuquén constituyen un espacio “sumamente” integrado desde el punto de vista económico y social, tienen grandes diferencias en cuanto a su estructura política y las condiciones financieras de sus respectivos sectores públicos.

En cuanto al nivel nacional, las conclusiones de los asistentes apuntaron a “revisar las políticas de integración y de fusión regional” en el contexto de la historia política actual. Pese a no ser nuevo, el planteo actual de integración o fusión supone “notables diferencias” con los anteriores, ya que “las propuestas actuales se dan en el marco de la disminución de las capacidades del Estado y la tendencia a la especialización de las regiones. En este punto se recordaron las políticas desplegadas desde el Conade -Consejo Nacional de Desarrollo-, la CEPAL -Conferencia Económica Para América Latina- y el CFI -Consejo Federal de Inversiones- que se constituyeron en referentes institucionales en la década de 1960.

Se advirtió que la “situación de crisis” de los Estados nacionales genera planteos “separatistas regionales” y se habla de “fusión de provincias”.

Sin embargo, en el orden global, las transformaciones mundiales se tradujeron en la reorganización de “los espacios de dominación”. Por lo tanto, es necesario “revisar los conceptos”.

También se revisó el concepto de microrregión aplicado al sur de la provincia y su relación con las regiones australes chilenas, para conformar un “espacio de integración” encaminado a “afianzar” los vínculos de cooperación regional. Ese nuevo espacio servirá para enfrentar las nuevas economías integradas.


Comentarios


La integración empieza con la unión de comunas