La joven que enjuició a sus apropiadores brindó su testimonio

Durante dos horas, en los que la sala del Tribunal Oral Federal 5 quedó muda, María Eugenia Sampallo Barragán contó detalles de la relación. "Me habían dicho que no era su hija pero cuando preguntaba sobre mis orígenes me cambiaron varias veces la historia", dijo.



#

Estremecedor. Así fue el relato que brindó María Eugenia en la segunda jornada del juicio que la joven inició contra sus apropiadores, el ex capitán del ejército Enrique Berthier y la pareja integrada por Osvaldo Rivas y María Cristina Gómez Pinto, por sustracción.

Por más de dos horas María Eugenia Sampallo Barragán contó los malos tratos a los que fue sometida por sus apropiadores durante años y que se acrecentaban cada vez que ella inquiría sobre su origen. Al término de su intervención la sala del Tribunal Oral Federal 5 quedó muda.

Con decisión y gesticulando abundamentene, la joven se refirió a sus apropiadores solamente por el apellido y describió la "relación espantosa con Gómez", como denominó a su apropiadora María Cristina Gómez Pinto.

"Ellos me habían dicho que yo no era su hija pero cuando yo preguntaba sobres mis orígenes me cambiaron varias veces la historia. Deje de ser la hija de unos accidentados, para ser la hija de una empleada doméstica o la de una azafata y mi confusión era cada vez mayor", contó la chica.

"Mis amigos me preguntaban quiénes eran mis padres y yo no podía contestarles nada y tampoco podía explicar cómo había llegado a esa casa", añadió.

Decenas de jóvenes de la agrupación HIJOS, que nuclea a otros hijos de desaparecidos que recuperaron su identidad, le expresaron su reconocimiento mediante un prolongado aplauso al cabo de la declaración.

Gómez se excusó hoy de estar presente en la audiencia y otro tanto hizo el capitán de ejército Enrique Berthier, acusado de haberla entregado con un certificado de nacimiento falso firmado por un médico militar. También faltó el grupo de seguidores que estuvieron en la apertura del juicio dirigidos por Cecilia Panado, dirigente del grupo "Memoria Completa" que reivindica los crímenes de la dictadura.

De los tres acusados sólo estuvo Osvaldo Rivas, ex pareja de Gómez, y que, según la investigación judicial, contactó al militar para conseguir a la criatura.

En la audiencia de hoy tambien testimonió Azucena Martin de Barragán, madre de Mirta Barragán, la madre biológica desaparecida de María Eugenia. La mujer, de 80 años, llegó al tribunal en silla de ruedas y con voz apenas audible confirmó que fue ella la que hizo la denuncia originaria del caso ante las Abuelas de Plaza de Mayo. A raíz de esa presentación, la joven debió someterse en 1989 a un primer examen genético de filiación que no arrojó entonces resultados positivos como en el 2001.

Fuente: Télam


Comentarios


La joven que enjuició a sus apropiadores brindó su testimonio