La Justicia lleva siete años de carencias en Regina

El mayor problema es la falta de recursos humanos en el Juzgado 20.



#

Aunque hubo reiteradas promesas y compromisos por parte del Superior Tribunal de Justicia, el Juzgado de Instrucción Penal N° 20 de Regina, mantiene los mismos problemas que hace siete años, tras su creación, con escasez de recursos humanos para brindar adecuadamente el servicio de justicia.

La creación de este juzgado en la localidad fue conflictiva, ya que nació con una doble competencia, la de instrucción penal y la de familia y sucesiones y recién hace un año con la creación del juzgado N° 21, logró dividir las dos áreas que debía atender.

Si bien esto fue un problema debido a que un solo juez a cargo debía atender dos fueros diametralmente opuestos, el mayor inconveniente siempre estuvo centrado en la cantidad de personal con el que contó el juzgado de instrucción penal.

La situación se mantiene en la actualidad, a pesar de los reiterados reclamos, tanto de los jueces que han estado a cargo, de los abogados matriculados en esta ciudad, e incluso de autoridades municipales y de entidades intermedias. Hubo promesas de dotar de más personal al Juzgado, pero hasta ahora eso no ocurrió.

Para graficar la problemática, el juzgado cuenta con cuatro empleados, un secretario y un juez para atender un volumen de alrededor de 2.200 causas en el año. Hasta hace unos pocos meses atrás había un quinto empleado, que fue trasladado a la sede judicial de Roca, y se prevé que en las próximas semanas también se produzca la vacante de un jefe de despacho, por lo que pasaría a contar con sólo tres empleados.

A esto se debe sumar que por ser el único juzgado del fuero penal para atender las causas que se instruyen desde Ingeniero Huergo hasta Chichinales, está de guardia los 365 días del año, para lo cual cuenta con un solo secretario para atender la totalidad de las causas que se tramitan.

Sólo en algunos casos se produjo la subrogancia del juez a cargo de fuero penal por el juez a cargo del fuero de familia y sucesiones.

El problema es aún mayor teniendo en cuenta que desde la vacancia que dejó la desafectación en el cargo del quien era el juez titular elegido por concurso hace cinco años, este juzgado ha funcionado a partir del nombramiento de jueces sustitutos.

Incluso aún está sin resolución el concurso convocado el año pasado por el Superior Tribunal de Justicia para el nombramiento de un juez titular. El Consejo de la Magistratura todavía no dictaminó en relación al concurso, para el cual sólo se presentó un postulante, el actual secretario Federico Dalsaso, quien presentó una observación.

Ante la falta de resolución del concurso, y a fin de evitar la designación de un nuevo juez sustituto, que según indicaron distintos abogados es una medida anticonstitucional, desde mayo está a cargo la jueza Margarita Méndez de Carrasco, titular del juzgado de instrucción N° 6 de Roca.

“Tengo poco tiempo al frente de este juzgado, y puedo decir que se trabaja mucho para brindar el servicio de justicia; es mucho el volumen de causas que se deben resolver aplicando correctamente justicia”, apuntó la magistrada. Señaló que la cantidad de personal con la que cuenta el juzgado no es la adecuada, teniendo en cuenta que solo tiene un único secretario para atender todas las causas.

El Juzgado de Instrucción Penal tramita unas 2.200 causas al año, con cuatro empleados, un juez y un secretario.

pablo accinelli

regina@rionegro.com.ar


Comentarios


La Justicia lleva siete años de carencias en Regina