La Justicia no notifica en los barrios del Alto de Bariloche

Tras el asalto que sufrieron dos empleados, se acumulan 600 cédulas



#

Dos empleados fueron asaltados en las 34 hectáreas. Están en tratamiento psicológico.(Foto: Archivo )

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Luego de que un chofer y una oficial de justicia fueran asaltados en las 34 Hectáreas, se acumulan los oficios en la oficina de Mandamientos y Notificaciones porque el Tribunal de Superintendencia de Bariloche decidió suspender provisoriamente la distribución en la zona del Alto. Los agentes judiciales asaltados continúan con licencia psicológica debido a la situación que experimentaron, y ya se acumularon unas 600 cédulas que no fueron diligenciadas, a la espera de una resolución. La situación afecta la administración de justicia e impide el normal funcionamiento de otros estamentos judiciales, debido a que los testigos y otras personas relacionadas con causas judiciales no se enteran de que algún juzgado los convocó. El pasado 23 de junio por la mañana, una oficial de justicia y un chofer del Poder Judicial fueron interceptados y asaltados por un delincuente armado y encapuchado mientras efectuaban diligencias judiciales en el barrio Unión, ubicado en las 34 Hectáreas. El asaltante logró apoderarse de los teléfonos celulares de los damnificados para que no solicitaran auxilio, pero en una arriesgada maniobra el conductor del vehículo emprendió la fuga con el rodado e impidió que les sustrajeran sus pertenencias personales. Afortunadamente, el delincuente no efectuó disparos contra el rodado. El episodio ocurrió a las 10:10 de esa mañana, cuando ambos empleados se encontraban en la Manzana 137 realizando sus tareas y los interceptó una persona encapuchada que los apuntó con un arma de fuego y les requirió sus pertenencias, al tiempo que les profería insultos y amenazas de muerte. Denuncia Los funcionarios entregaron los celulares, pero cuando el asaltante se dirigió a la parte posterior del automóvil el chofer lo puso en marcha y logró alejarse del lugar. Después radicaron la denuncia ante la comisaría 28 y se presentaron en la gerencia del Poder Judicial para notificar lo que les había ocurrido. El grave incidente motivó que el Tribunal de Superintendencia decidiera suspender en forma momentánea las diligencias de la Oficina de Mandamientos en zonas alejadas, en resguardo y seguridad del personal y en forma provisoria, mientras analizan los recaudos a tomar. La práctica de rutina aconsejaba que los oficiales de justicia fueran acompañados por personal policial, pero los hechos ocurridos entre el 17 y el 19 de junio, tras la muerte de Diego Bonefoi, Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco, hacía que la presencia de uniformados en ese sector fuera urticante, y comenzaron a realizar las diligencias sin custodia policial.


Comentarios


La Justicia no notifica en los barrios del Alto de Bariloche