La Justicia prohibió difundir imágenes del suicidio de Ferreyra



BUENOS AIRES (AP).- La Justicia prohibió a un canal de televisión difundir las imágenes del suicidio del ex comisario Mario Ferreyra, quien se quitó la vida para evitar ser detenido acusado de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar (1976-1983).

Los restos del ex comisario fueron sepultados ayer a la tarde en el cementerio de la localidad de Los Pereyra. Voceros policiales dijeron a DyN que al menos 750 personas asistieron a la inhumación, entre las que estaban la esposa y los cuatro hijos de Ferreyra.

La prohibición fue dispuesta por la jueza civil Martha de Gómez Alsina contra el canal de cable Crónica TV ante un pedido del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer), dependiente del Ejecutivo.

Ferreyra, de 63 años, se disparó un tiro en la sien cuando efectivos de la Gendarmería nacional se aprestaban a detenerlo el viernes en su domicilio en la provincia de Tucumán.

Los acontecimientos fueron filmados por un equipo de Crónica TV, que previamente lo había entrevistado. Las imágenes fueron posteriormente difundidas por la emisora, provocando gran impacto en la opinión pública.

El Comfer explicó en un comunicado que se considera “falta grave´´ la difusión de “contenidos de violencia extrema en todo su proceso y/o en forma reiterada´´.

El organismo consideró que Crónica TV, además, vulneró otra norma en lo relativo a la “difusión de contenidos sobre problemáticas adultas a través de material previamente editado que enfatice lo truculento, lo sórdido o lo morboso´´.

Crónica TV evitó hacer comentarios sobre la decisión de la jueza ante la consulta de AP. El canal se expone a multas, suspensión de publicidad e inclusive la caducidad de la licencia por la difusión del suicidio.

Apodado el “Malevo´´, Ferreyra había sido imputado por los crímenes cometidos en un centro clandestino de detención que operó en Tucumán durante el régimen.

Cientos de personas asistieron ayer a la inhumación de sus restos en el cementerio de la localidad de Los Pereyra, lugar de nacimiento del extinto.

Estaba casado y tenía cuatro hijos. Precisamente, a su esposa le dedicó las últimas palabras antes de dispararse con un revolver calibre 45: “María, me despido´´.

“Que obren, que operen, que usen las armas. Que tengan buena puntería´´, manifestó el ex policía a Crónica TV cuando los efectivos de Gendarmería habían rodeado su vivienda. No estaba dispuesto a entregarse en vida, confesó.

Ferreyra se había ganado fama de duro por los excesos en su accionar. En 1993 fue condenado a prisión perpetua por el crimen de tres presuntos delincuentes.


Comentarios


La Justicia prohibió difundir imágenes del suicidio de Ferreyra