La Juventus enmudeció el Bernabéu

Tras el 1-1 ante el Real Madrid (2-1 en Turín), el campeón italiano irá por la Copa ante el Barça.



1
#

2
#

3
#

Tevez no fue ayer tan decisivo como en Turín, aunque exigió siempre.(Foto: AP )

liga de campeones

Cuando el mundo del fútbol ya respiraba un Real Madrid-Barcelona para la final de la Champions League a jugarse en Berlín el 6 de junio, la Juventus de Carlos Tevez se metió en el medio del hipotético duelo español y jugará por la Orejona ante el equipo de Lionel Messi y Javier Mascherano.

Aferrada a su defensa y con otro gol de Álvaro Morata, la Juventus disputará su primera final europea en 12 años tras eliminar al monarca Real Madrid en su propia casa con un empate 1-1, en el partido de vuelta por las semifinales.

Morata niveló a los 57 minutos el tanto inicial de Cristiano Ronaldo (23’) y rescató una igualad de oro para el equipo juventino, que selló el boleto por un global de 3-2 en la semifinal, tras vencer 2-1 en el choque de ida en Turín también con gol del exdelantero madridista y el restante de Tevez.

“Esto no acaba aquí, queremos hacer historia’’, dijo Morata, por el cual el Madrid tiene una opción de compra y quien no celebró los tantos, ni ayer ni el que marcó en Turín. “Es una sensación rara: siento emoción, pero es una situación difícil para mí. Doy gracias a la afición del Madrid’’.

Juventus regresa así a una final continental tras perder la de 2003 ante el Milan dirigido por el hoy DT del Madrid, Carlo Ancelotti.

El gol del Real Madrid llegó a los 23’. James entró en el área y cayó ante la ligera carga de Chiellini, que se quedó perplejo cuando vio que el árbitro señalaba el penal. Cristiano Ronaldo transformó en gol la polémica decisión y el Bernabéu vibró.

La Juventus siguió con su plan, pero le faltó encontrar a Tevez y Morata. Además, Paul Pogba demostró que esta en baja forma por su lesión y tampoco tuvo demasiado de Arturo Vidal.

Pero el Madrid salió algo dormido a jugar el complemento y lo pagó caro. A los 57’ en una enorme desatención defensiva local, Morata marcó de zurda para dejar helado al coliseo blanco.

El escenario cambió totalmente. La Juve pasó a situar ocho jugadores cerca de su área y el Real Madrid pasó a monopolizar el dominio del balón mientras la angustia se apoderaba del Bernabéu. Cada minuto hasta el final era una lágrima, que terminó de transformarse en llanto. “No seremos favoritos, pero damos grandes sorpresas. Ése es nuestro fuerte”, comentó Tevez tras el partido.

El partido se le acabó al Real Madrid y cumplió su particular maldición: nunca pasó a la final continental cuando perdió el primer encuentro.

Los jugadores juventinos festejan el pase a la final con el puñado de hinchas italianos que habían llegado hasta el Coliseo Blanco, que asistió perplejo a la eliminación del Real Madrid.


Comentarios


La Juventus enmudeció el Bernabéu