La larga condena del cruel gurú

Hoy se conocerá la sentencia contra el japonés Shoko Asahara



TOKIO (DPA).- Casi nueve años después del devastador ataque con gas sarín contra el metro de Tokio, hoy se dará a conocer la sentencia contra el fundador de la secta Aum Shinrikyo, responsable del atentado.

Según se estima, Shoko Asahara, que está casi completamente ciego, será condenado a muerte en primera instancia. Se lo acusa, entre otros crímenes, del ataque con gas sarín contra el metro de Tokio que tuvo lugar el 20 de marzo de 1995, causando 12 muertos y miles de heridos. De las 189 personas acusadas, hasta ahora 11 fueron condenadas a muerte.

Asahara, de 48 años, es el último acusado en ser condenado. Asahara, el preso más conocido de Japón desde el ataque con gas sarín, prácticamente no habló desde el comienzo del juicio.

Es considerado el cerebro de varios crímenes cometidos por sus seguidores, en los que más de veinte personas perdieron la vida.

La defensa sostiene que Asahara es inocente y que sus seguidores actuaron por su cuenta. De todas maneras, los testimonios de ex miembros de la secta debilitaron mucho su posición.

Para acelerar el proceso contra Asahara, el tribunal de Tokio, entre otras cosas, redujo los puntos de la acusación de 17 a 13.

Hasta ahora, todos los condenados a muerte apelaron contra la sentencia, l que también es posible en el caso de Asahara.

De esta manera, el maratónico juicio puede extenderse aún mucho tiempo. Según las autoridades japonesas, Asahara, cuyo verdadero nombre es Chizuo Matsumoto, aún tiene una fuerte influencia en la secta. A pesar de que la organización mientras tanto cambió de nombre y se alejó de la violencia, sigue bajo fuerte observación por parte del Estado.

Actualmente, muchas de las víctimas del ataque con gas sarín contra el metro de Tokio siguen padeciendo efectos físicos y psíquicos de la agresión.


Comentarios


La larga condena del cruel gurú