La leña llegó justo cuando se les acababa el guano

La nieve bloqueó a cuatro familias en la meseta de Somuncura. Se montó un operativo para ver cómo estaban y llevarles víveres.





MESETA DE SOMUNCURA (ASA).- La campaña organizada para asistir con víveres y leña a las cuatro familias que residen en la Meseta Somuncura culminó el domingo a la madrugada luego de dos jornadas de intensa recorrida a bordo de un camión Unimog cedido por el cuartel de bomberos de Las Grutas.

Los residentes de la zona quedaron bloqueados por la nieve e imposibilitados de aprovisionarse, y se desconocía la gravedad de la situación que podían estar atravesando.

Entre los asistidos había al menos dos adolescentes de 13 y 14 años, mientras que el resto de los grupos familiares se integraban por parejas de 50 ó 60 años con hijos mayores, o matrimonios de ancianos solos.

La leña que les entregaron a los pobladores fue la única recibida en lo que va del invierno, ya que pese a las difíciles condiciones climáticas y al aislamiento al que los confina la nieve, las autoridades no tienen sistematizado un sistema de asistencia que los ayude a sortear la crudeza de la temporada invernal.

Afortunadamente, no hallaron personas enfermas entre los residentes, aunque la escasez de material para calefaccionarse se estaba tornando preocupante, ya que algunos estaban quedándose sin reservas de guano seco (la materia fecal del ganado que dejan orear y reservan durante el resto del año para mantener el fuego encendido).

El viaje, propiciado por la demanda del hijo de un antiguo poblador, fue organizado por autoridades de la municipalidad de Valcheta y por el comisionado del paraje Arroyo Los Berros, Rafael Cayueque, que disponía de leña suficiente como para realizar las entregas pero no contaba con un vehículo adecuado. Finalmente, el Unimog del cuartel de Las Grutas comandado por dos bomberos voluntarios, una camioneta y otro vehículo de gran porte conducido por el comisionado y un baqueano se utilizaron para transportar las provisiones y aproximarse a la zona.

«Adentrarse en la meseta no les fue fácil, por eso los vehículos de apoyo se dejaron lo más cerca posible, mientras que para movilizarse en busca de las familias se usó el Unimog, que debía volver a cargar provisiones luego de cada entrega» relató Honorio Lavigne, el titular del cuartel del balneario que durante la campaña se mantuvo comunicado con los bomberos mediante un sistema llamado BLU.

El detonante de la campaña fue el angustioso reclamo del hijo de un hombre de 75 años que fue hallado sin vida en el interior de la precaria vivienda que poseía en la meseta, en el establecimiento Laguna Castaña, a 180 km de Valcheta. Aunque su deceso se produjo por causas naturales, no se descarta que el paro cardiorrespiratorio no traumático que desencadenó su muerte haya sido producto del intenso frío, ya que el rancho de piedra que habitaba estaba cubierto por la nieve. El rescate del hombre identificado como Martín Corrigual fue efectuado por policia y bomberos de Valcheta el jueves pasado, debido a que su hijo de 40 años que actualmente reside en Arroyo Ventana acudió a ellos solicitando ayuda para acceder al rancho de su padre, del que no tenía noticias desde hacía días.

Al llegar, encontraron al hombre muerto en su lecho, y tuvieron que solicitar el vehículo de unos inversionistas franceses que trabajan en la zona para bajar el cuerpo.

Debido a este terrible hallazgo el hijo del anciano les solicitó a los funcionarios de Valcheta y Los Berros que organizaran visitas a las otras familias del lugar, que se encontraban en la misma situación de emergencia.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La leña llegó justo cuando se les acababa el guano