¿Por qué se frenó la ley contra los barras en el Congreso?

Debido a cruces por el agravamiento de penas, se trabó nuevamente en diputados. La ley intenta quitarle poder y sancionar a los delincuentes caracterizados del fútbol. 

 



El proyecto aceleró su tratamiento tras los incidentes en la final de la Libertadores.

En diciembre, la votación para sancionar la ley de barras quedó en stand by. Ayer tampoco hubo acuerdo en el plenario de las comisiones de Legislación Penal y de Deportes. De esta forma, el tema pasó a cuarto intermedio hasta mañana.

El proyecto es llevado adelante por Cambiemos y fue votado por unanimidad hace tres meses. Sin embargo, hubo diferencias en algunos artículos y fue devuelto a comisión. El debate está teñido por las diferencias ideológicas entre el Peronismo, el sector kirchnerista y Cambiemos.

Scioli es uno de los que preside la comisión de Legislación Penal y Deportes.

La principal discusión pasa por el aspecto punible del proyecto, que aplica mano dura para los condenados, y el carácter federal, que según diputados de la oposición no tiene el proyecto.

Los cruces con la oposición se basan en el agravamiento de penas, la prevención y la falta de consulta a actores centrales del mundo futbolístico implicados en el proyecto.

Esto surgió luego de lo ocurrido en la final de la Libertadores 2018 entre River y Boca, donde hubo agresiones en las afueras del Monumental al micro visitante y el partido de vuelta se tuvo que mudar fuera del país.

Uno de los que se manifiesta en contra de algunos artículos es quien preside la comisión: Daniel Scioli. El ex candidato a presidente
destacó que ''con respecto a la violencia en el fútbol compartimos la misma preocupación, aunque con miradas diferentes”. El argumento de la opisición es que el Ejecutivo ha puesto mucho énfasis en el agravamiento de las penas y piden que se tenga en cuenta un régimen integral para la prevención de la seguridad en el deporte.

El incremento de las penas incluye que, por ejemplo, el intento de agresión con objetos contundentes tenga la misma cantidad de años de pena que un homicidio.

En otro sentido, un poco más cuestionable, genera controversia la sanción a quien ''provoque una avalancha''. El proyecto prevé penas de prisión de uno a tres años al que la genere “por cualquier medio”. Allí los detractores de esta idea manifestaron que no se puede determinar quién es el culpable de algo así en un evento tan masivo.

Cambiemos pretende sacarlo de comisión hacia el recinto para el próximo miércoles 27, aunque esto parece una misión complicada.


Comentarios


¿Por qué se frenó la ley contra los barras en el Congreso?