La “ley de la vida”

NEUQUÉN (AN).- Concluida la audiencia de ayer, Inés Ragni, madre de Plaza de Mayo, tomó la palabra y cargó contra los argumentos esgrimidos por la defensa de Claudio Salas, que buscó victimizar al policía por la situación familiar que atraviesa. El abogado Gustavo Lucero contó que el efectivo que mató a Braian tiene cuatro hijos menores y la esposa padece de una enfermedad (ver nota central). Inés Ragni pidió la palabra, los jueces se la concedieron, y señaló: “soy una madre de Plaza de Mayo que busca a 30.000 hijos y vine acá buscando justicia y no a dos abogados que parecen de la dictadura y que quieren defender lo indefendible”. “Quiero que sepan que si la mujer de Salas está enferma es ley de la vida” pero “no es ley de la vida que un policía mate por la espalda a un niño de 14 años”. Después la madre de Plaza de Mayo advirtió que “lo que estamos pidiendo señores es Justicia y no que devuelvan a Braian con vida. Y al juez Marcelo Muñoz le decimos que tenga mucho cuidado con lo que está haciendo. Salas declaró, y perdón por la expresión pero es textual: ‘qué cagada me mandé, lo maté al pibe’. ¿Qué más precisa la Justicia para que ese hombre esté preso?”, concluyó Ragni. Su breve discurso fue aplaudido por los asistentes, entre los que había dirigentes de organizaciones sociales, gremiales y políticas. Antes de retirarse, Inés Ragni volvió a acercarse a los jueces y les agradeció que le permitieran dirigirse a ellos en la audiencia.


Comentarios


La “ley de la vida”