La lluvia disuadió a los municipales de Plottier

Ayer decidieron levantar el corte de la Ruta 22. No retomarán la protesta, al menos hasta el martes.

Juan José Thomes

PLOTTIER (AN) – No fue el pago de los haberes. Tampoco el accionar de la Policía. El factor que despejó la Ruta Nacional 22, a la altura de China Muerta, fue la lluvia. La continuidad de las malas condiciones climáticas propició la decisión de los empleados municipales de Plottier de no volver a cortar la ruta “hasta el martes”, según comunicó la delegada de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Pilar Sagredo. El aguacero comenzó ayer, cerca de las 14, y fue un gran aliado para turistas, estudiantes y trabajadores que pretendían trasladarse por la 22. “Hoy (por ayer) liberamos (la ruta) por mal tiempo”, admitió Sagredo, mientras controlaba la cocción de un pollo al disco que preparaban. Pasadas las 10:30 de ayer, los empleados municipales habían decidido por asamblea volver a ocupar la vía e interrumpirla por tiempo indeterminado o hasta que les cancelaran sus haberes. A mil metros hacia el este de la rotonda que conduce a la Autovía Norte estaban colocados los puestos de los municipales nucleados en ATE. Cubiertas, barriles, banderas, fogatas y unas sesenta personas bloqueaban el tránsito. En la víspera del único fin de semana largo de octubre, el corte de ruta amenazaba la tranquilidad del traslado de los turistas. El regreso a casa de estudiantes y trabajadores en transportes públicos también tuvo sus inconvenientes, ya que debían bajar y caminar más de cien metros para hacer transbordos. Elías, un trabajador que se dirigía a Senillosa, es un pasajero habitual de colectivos y expresó su malestar a Río Negro: “Llego una hora más tarde por el corte” y explicó que por eso “perdés la puntualidad y terminamos pagando injustamente todos”. Quienes viajaban en sus vehículos particulares debieron optar por un camino alternativo en zonas de bardas, al norte de la 22. Camioneros y colectivos de larga distancia debieron aguardar a la vera de la ruta porque el camino de bardas es irregular y no resultaba apto para transitar con esos vehículos. Una vez que empezó la lluvia, también se diluyeron los rumores que circulaban entre los municipales de un posible “desalojo” de la Policía. Es que, desde el mediodía, se habían acercado a la zona de protesta un grupo de policías a notificar a los manifestantes por el “delito de cortar una ruta nacional”, detalló Sagredo. No obstante, replicó que “la única posibilidad” que tienen de reclamar es en ese lugar “porque en el municipio no hay nadie”. El jueves no habían concurrido las fuerzas policiales, por lo que los trabajadores especularon que la presencia ayer se debía a la proximidad del fin de semana largo, el fetiche del turismo provincial.

Reclamos municipales


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora