La lluvia le jugó una mala pasada a Dupuy

El neuquino espera poder ensayar esta tarde en el "Gálvez"

NEUQUEN (AN).- Se acerca el debut de Gastón Dupuy en la Top Race, pero pasan los días y todavía no pudo manejar a fondo el Mercedes Benz que usará durante la temporada.

Su objetivo era tomar parte de algunos ensayos en el "Gálvez" durante esta semana, pero la lluvia complicó todos los planes y llegará a Nueve de Julio -donde el fin de semana se correrá la segunda fecha del certamen- con pocas horas de práctica.

Desde Buenos Aires, el joven piloto señaló que "calculo que mañana (por hoy) voy a poder dar algunas vueltas, aunque sea con lluvia. Si no podemos acá, tenemos la posibilidad de ir al autódromo de La Plata o pasar por Olavarría. Algo tenemos que hacer antes de la prueba".

El segundo capítulo de la competitiva categoría nacional será el domingo y a Dupuy le preocupa la falta de entrenamiento. "Es una lástima, pero confiamos en que vamos a poder girar en algún lado durante los próximos días", manifestó.

Ayer, el neuquino estuvo en las oficinas de la ACTC y mantuvo sus primeros contactos con varios pilotos. "Me encontré con Ernesto Bessone, Luis Minervino, "Lalo" Ramos y Roberto Urretavizcaya y es muy lindo estar en el ambiente. Entre ellos comentaban "este viene del Sur"", bromeó.

La actividad en el autódromo de Nueve de Julio se pondrá en marcha el sábado y la primera prueba de fuego para el neuquino estará en la clasificación, que será a partir de las 18.

"Espero arrancar de la mejor manera y dedicárselo a toda la gente de Neuquén, porque sé que están pendientes de mi producción. Esta es una chance que debo aprovechar al máximo", afirmó el neuquino, que utilizará el auto con el que Juan María Traverso ganó el título en el "99.

A pesar de la alegría por su debut a nivel nacional, todavía falta el apoyo empresarial para asegurar la participación durante todo el calendario. De todas maneras los integrantes de "Luna Producciones" están en la búsqueda de sponsors, que permitan cerrar los números.

Dupuy está a punto de cumplir un sueño y aunque llegará con poco tiempo de manejo, confía en sus posibilidades.

Seguramente por estas horas está muy nervioso, pero la compañía de los integrantes del "Equipo Motor" y de algunos amigos lo tranquilizan.


Comentarios


La lluvia le jugó una mala pasada a Dupuy