La Lobería ya se convirtió en una gran sala de partos

Empezó la época de pariciones en la reserva de Punta Bermeja. En las próximas semanas, calculan que habrá diez nacimientos por día. Mejoraron el cámping, el centro de observación y los sanitarios.



#

El nacimiento de los lobitos, un espectáculo natural imperdible en Punta Bermeja. La comunidad llega a los 5.000 lobos marinos.

VIEDMA (AV)- Remodelada y con una población de unos 5.000 lobos marinos la reserva faunística de Punta Bermeja espera la visita de turistas. Como valor agregado se suma que ya comenzaron los partos de las lobas, que se intensifican en enero y febrero con más de 10 nacimientos por día. Observar desde más de 30 metros de altura -en la cima del acantilado- sólo el espectáculo de semejante comunidad de enormes animales que al ruido del mar imponen los rugidos similares a los del león vale la pena. Si a ello se le suman los partos con el trabajo de las gaviotas “cocineras” que actúan como enfermeras, la admiración y la ternura surgen espontáneamente entre los circunstanciales testigos sin agregar los distintos azules que pinta el mar hasta confundirse con el horizonte.

Estas aves son las encargadas de limpiar la playa. En esta cadena natural se comen las defecaciones de los lobos y en las pariciones cumplen un papel fundamental: cuando el lobito no puede romper la bolsa las gaviotas en su afán de comer la placenta ayudan al nacimiento.

El fin de semana fue inaugurada la temporada en La Lobería que coincidió con la habilitación de la remodelación del Centro de Observación Faunística, actualmente a cargo del Consejo de Ecología y Medio Ambiente. Se ha modificado la distribución de los animales naturales de la zona que allí se exhiben embalsamados desde hace años. Ahora un grupo de avestruces, gaviotas y maras reciben en el sector izquierdo de la entrada y al aire libre a los turistas mientras que a la derecha impactan enormes huesos de ballena. La sala de audiovisuales donde serán proyectadas imágenes del lugar acompañada por la charla de los guarda ambientales sobre la zona y la vida de los lobos marinos también quedó habilitada.

Además se puso en marcha todo el complejo de la zona de playas que incluye camping desmalezado, recién pintado, con cestos nuevos y cartelería informativa; así como proveeduría, confitería y la bajada auxiliada por un elevador repintado tanto como las barandas, la escalera de cemento para acceder al mar y los sanitarios. También fueron renovadas las mediasombra para el estacionamiento de los vehículos. En la confitería del lugar además se ofrecerá un servicio de información turística sobre toda la costa atlántica viedmense.

De las inauguraciones participaron el intendente de Viedma, Jorge Ferreira, funcionarios municipales y del ministerio de Turismo a cargo de Omar Contreras, quien estimó que para este verano se duplicará la cantidad de visitantes respecto del año anterior en toda la costa atlántica rionegrina.

“Lo que deseamos es que además superemos nosotros mismos la calidad con que atendemos a los turistas para que este aumento de visitantes no sea producto de la casualidad sino de una fidelidad en función de la buena atención”, sostuvo.

También participó el jefe de la Policía, Jorge Ucha, institución que ha dispuesto un programa especial de control en toda la costa, además de los representantes de la Asociación de Vecinos del balneario de La Lobería para quienes esta es la primera etapa para tener en orden los servicios básicos.

Por su parte, el guarda ambientalista de la reserva Jorge Arruda confirmó que ya comenzaron a ser observados los primeros partos, cuya frecuencia será acentuada en enero y se prolongarán hasta febrero. Además estos meses también coinciden con la etapa de apareamiento.


Comentarios


La Lobería ya se convirtió en una gran sala de partos