La locura albinegra de Oscar Padua

El delantero está cumpliendo su sueño de jugar en Cipolletti



VILLA EL CHOCON (AC)-. Debe haber pocas cosas más gratificantes para un hincha de tablón que poder llegar a entrar a la cancha y defender los colores que ama. Oscar Padua está cumpliendo su sueño. El delantero pasó por los principales clubes de la región y a los 30 años le llegó su oportunidad de vestir la albinegra, esa camiseta por la que disfrutó y sufrió durante años desde la popular grande.

El “Loco” arriba a Cipolletti con una mochila llena de goles (30 en el último año y medio entre Lifune y Argentino “B” jugando para Centenario) y está dispuesto a dejar hasta la última gota de sudor para ganarse un puesto en un plantel que cuenta con varios delanteros.

– ¿En qué momento de tu carrera te llega esta posibilidad?

– Soy hincha de Cipolletti y es un sueño cumplido. Ya tengo varios Argentino “B” encima y pegar el salto de categoría es un desafío, más con esta camiseta.

– Tenías ofertas de otros

clubes, pero elegiste Cipolletti.

– Me llamaron de Huracán de Comodoro Rivadavia, Bancruz y también para seguir en Centenario, pero tenía muchas ganas de jugar acá. Empecé un par de pretemporadas con Cipolletti, pero después tuve que dejar para trabajar y nunca pude jugar, así que es como sacarme una espina.

– ¿Eras de ir a la cancha?

– Siempre. Estaba en la popular todos los partidos y con el redoblante, por eso es tan importante defender estos colores.

– De todas maneras vas a tener que pelear un puesto.

– Sí, somos cuatro delanteros más los chicos de la liga, pero me veo con chances. Físicamente estamos cada vez mejor por la muy buena pretemporada que estamos haciendo.

– ¿Cómo imaginás tu primer gol?

– Lo estoy esperando desde hace muchísimo. Los muchachos me decían que tengo que inventar un buen festejo, así que alguna locura seguro voy a hacer.

 

La exigencia se hace sentir

CIPOLLETTI (AC).- La durísima pretemporada que está realizando el plantel albinegro en la Villa El Chocón, ayer se cobró dos víctimas. Héctor Méndez y Marcos Carrasco no pudieron entrenar por fuertes dolores aunque no padecen lesiones de gravedad. Lorenzo Frutos se recuperó y entrenó a la par de sus compañeros.

La sexta jornada de pretemporada comenzó bien temprano con una sesión de gimnasio. Luego hicieron un trabajo en una cuesta que constó de pasadas de 500 metros en 1 minuto 45 segundos, mientras que por la tarde realizaron ejercicios de definición en la cancha. El agitado día culminó con el clásico partido de solteros contra casados que ganaron éstos últimos por 3 a 0.

Por precaución el “Toto” y “Carucha” no entrenaron, al igual que Molina (en recuperación de una molestia en una rodilla) . El que sí retornó a las prácticas fue Frutos.


Comentarios


La locura albinegra de Oscar Padua