La mayor audiencia, el mayor papelón

Christina Aguilera equivocó la letra del himno nacional



#

En medio de un impresionante marco, la cantante cometió un papelón memorable ante la vista de 110 millones de telespectadores.

Más de cien millones de espectadores tan sólo en Estados Unidos estaban siguiendo el evento. Y hasta una gran profesional puede estar nerviosa: la estrella del pop Christina Aguilera se equivocó al cantar el himno en el espectáculo deportivo más importante de Estados Unidos, la Super Bowl, la final de fútbol americano.

Aguilera fue invitada a cantar en Texas (Dallas) el himno antes del partido, todo un acontecimiento deportivo que se estima siguieron unos 110 millones de espectadores tan sólo en el país (según la empresa Nielsen, fue un récord histórico de audiencia). Y se equivocó, cantó dos veces un mismo verso y además erróneamente.

Desde hace días Estados Unidos vibra con la Super Bowl. Para muchos es tan importante el espectáculo que se organiza en torno a la final como el duelo que este año libraban los Pittsburgh Steelers con los Green Bay Packers, que finalmente se llevaron el trofeo.

Una idea de la relevancia del evento la dan los precios que se pagan por los anuncios televisados durante el acto, que cuestan más de 100.000 dólares por segundo.

En el descanso actúan las estrellas más famosas para así mantener la expectativas altas. Y desde los años ochenta una estrella del pop entona el himno antes del partido. Así se escuchó a Aretha Franklin, Diana Ross, Whitney Houston o Beyoncé Knowles, Barry Manilow y Neil Diamond o Backstreet Boys. Cher y Billy Joel, por ejemplo, lo han llegado a cantar en dos ocasiones.

Anteanoche, el ambiente era de júbilo y los ruidosos fans se quedaron mudos por un momento. Una delegación de las Fuerzas Armadas presentó la bandera y el locutor del estadio anunció a la ganadora de cinco Grammy, que canta “para honrar a Estados Unidos”. Y casi pasa desapercibida la equivocación, porque las pantallas gigantes mostraban jóvenes soldados que seguían la ceremonia en Afganistán. Pero se notó e internet hizo el resto: el patinazo de la cantante llegó al mundo entero.

Aguilera cantó el tercer en lugar del séptimo verso del himno, pero además se equivocó en la letra. En lugar de cantar “What so proudly we hail’d” (Lo que tan orgullosamente hemos encumbrado), se le escuchó “What so proudly we watched” (lo que tan orgullosamente miramos) y ello en lugar del séptimo verso (“O’er the ramparts we watch’d”, sobre los muros que custodiábamos).

Pocas horas después Aguilera pidió disculpas y dijo que estaba nerviosa. E insistió en su lealtad a Estados Unidos: “Tan sólo espero que la gente haya sentido mi amor por este país y que se haya transmitido el verdadero espíritu del himno”. Pero claro, no se pudo librar de los chistes de ayer. El “New York Times” apuntaba: “El himno no es fácil de cantar con sus tonos agudos y cambiantes. Pero normalmente lo que al menos suele concordar es el texto”. (DPA)


Comentarios


La mayor audiencia, el mayor papelón