La mayor ofensiva sobre la guerrilla en Irak 19-11-03

La primera

BAGDAD (Télam-SNI).- Estados Unidos volvió ayer a atacar supuestas posiciones de la guerrilla en Bagdad, en el más grande bombardeo a la capital iraquí desde que el presidente Bush anunció el fin de las principales operaciones militares, el pasado primero de mayo.

Un vocero militar informó a la prensa que la primera división blindada del Ejército estadounidense, responsable del área de seguridad de Bagdad, estaba "conduciendo las operaciones de combate en el marco de la llamada campaña Martillo de Hierro".

Por otra parte, el canal de televisión árabe Al Jazira dijo que el Ejército estadounidense prosiguió ayer su operación contra la resistencia en la ciudad de Bakuba, unos 60 kilómetros al noreste de Bagdad, iniciada ayer. En esta zona en la que se ataca frecuentemente a las tropas estadounidenses, la artillería y los tanques norteamericanos destruyeron varios edificios en el llamado "barrio de los lanzagranadas" de la ciudad.

Esa zona abandonada se denomina así debido a los frecuentes ataques con lanzagrandas realizados desde allí contra las tropas estadounidenses. Los guerrilleros utilizan los edificios vacíos como protección y escondite, dijo un vocero militar. Se estima que desde el lunes al menos un centenar de insurgentes fueron capturados y otros seis murieron en la ofensiva emprendida por las fuerzas estadounidenses, señaló el portavoz de las fuerzas estadounidenses, general Mark Kimmit.

En tanto, varios hombres armados asesinaron al representante local del ministerio de Educación iraquí en la provincia de Diwaniyah, en el sur de Irak, indicó el martes un responsable iraquí. La víctima, de unos 60 años, "fue alcanzada por tres balas delante de su casa el lunes por la noche", afirmó Ziad al-Jalidi, un jefe tribal local, añadiendo que fue enterrada ayer.

Pese a la histórica alianza entre Washington y Londres, la visita de tres días de George Bush será la primera verdadera visita de Estado de un presidente de Estados Unidos a Gran Bretaña.

En 200 años de historia, 43 presidentes estadounidenses pisaron suelo británico en el marco de visitas oficiales, pero Bush, que permanecerá del 18 al 21 de noviembre, tendrá todos los honores vinculados a una estadía en el Palacio de Buckingham por invitación de la reina Isabel.

Gran Bretaña extiende la alfombra roja de una visita de Estado como máximo dos veces por año. Este fastuoso despliegue de pompa, cumbre del protocolo para los diplomáticos, pretende ilustrar las estrechas relaciones entre los dos países.

El presidente ruso, Vladimir Putin, es el último mandatario en funciones en haber gozado de un trato real semejante, que le permitió saludar a la multitud a bordo de una carroza tirada por caballos y con la reina a su lado.

La reina Isabel, de 77 años, ya realizó tres visitas de Estado a Estado Unidos desde que subió al trono en 1952. La primera tuvo lugar en 1957, cuando el inquilino de la Casa Blanca era el general Dwight Eisenhower. En la segunda, realizada en 1976, la reina estuvo al lado del presidente Gerald Ford. En la última en mayo de 1991, estaba George Bush padre.

Los presidentes estadounidenses viajaron siempre a Gran Bretaña para cumplir "simples" visitas oficiales, incluso si a veces se hospedaron o cenaron en Buckingham.

Nota asociada: Bush inició complicada gira por Gran Bretaña  

Nota asociada: Bush inició complicada gira por Gran Bretaña  


Comentarios


La mayor ofensiva sobre la guerrilla en Irak 19-11-03